Los vecinos de El Cañaveral viven rodeados por obras que cierran todo el barrio sin previo aviso

Foto: TELEMADRID |Vídeo: Telemadrid

Los vecinos del barrio de El Cañaveral viven rodeados por las obras de varios edificios a la vez y denuncian que, además del ruido, del polvo y de las molestias, las constructoras cierran las calles sin previo aviso y por donde quieren, sin respetar el derecho al paso.

Así, ha ocurrido que muchos vecinos se han encontrado con que no han podido salir ni para ir a trabajar. “Aquí vienen las grúas –dicen a Buenos Días Madrid los vecinos y es que no podemos salir ni a trabajar”. Todos aseguran que las constructoras “impiden el paso también en las aceras y la gente que lleva los niños al colegio hay veces en que no pueden salir, ni tienen por donde circular”

Las constructoras cortan las calles

Los vecinos, muchos de ellos de la calle Padre Gregorio Céspedes, se quejan de que las constructoras cortan su calle y otras sin avisar para mover maquinaria “Y no señalizan nada, ponen los camiones en medio de la calle, además ni siquiera se puede pasar por las aceras. Queremos al menos que nos avisen, y que al menos señalicen cuando van a cerrar las calles”.

Todo el vecindario está invadido por camiones y grúas debido a las obras de construcción de más edificios cercanos. Denuncian que cortan y cierran las calles cuando lo necesitan y sin avisar para meter un camión o una grúa con muros pequeños de hormigón o con vallas en las que se ponen varios operarios y que les dicen que se den la vuelta o que vayan en dirección contraria para salir o entrar de sus garajes.

Impiden el paso a los garajes

Señalan que incluso aparcan en las propias puertas de los garajes impidiendo el acceso a sus casas. Los problemas se dan sobre todo a primera hora de la mañana cuando la gente va a trabajar o a llevar a sus hijos a los colegios.

Todo eso además de los ruidos que les impiden dormir. Se quejan de que no haya ni un coche de Policía vigilando porque creen que hacen lo que quieren y que en ocasiones los camioneros o los jefes de obra se encaran con los vecinos. Creen que algún día va a ocurrir una desgracia porque si ocurre una emergencia las ambulancias no van a poder pasar o se puede producir un atropello de algún niño que vaya despistado con la bicicleta.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Vecinos