Vídeo: Telemadrid | Foto: Telemadrid

El contrato de una alarma permite a los okupas seguir en un piso en Hortaleza

Han pasado tres meses desde que una pareja de hermanos se metió en un piso en Hortaleza, propiedad de la inmobiliaria Solvia. Lo primero que hicieron es engancharse a la luz y contratar una alarma. Los hermanos okupas tienen atemorizados a los vecinos, hartos ya de la situación que han recurrido a los servicios de una empresa de desokupacion para expulsarles del piso.

Al parecer las empresas de alarmas no solicitan ningún tipo de documento que acredite que el tomador del contrato es el dueño de la vivienda.

Los vecinos no quieren hablar por miedo, pero se quejan de amenazas, ruidos o de que vierten agua sucia por el patio interior y les manchan la ropa.

Una situación que ha llevado a la comunidad de propietarios a contratar a la empresa de desocupación Rekupera, quienes han intentado mediar con los hermanos que se niegan a negociar el desalojo.

La semana pasada cambiaron el bombín de la puerta de entrada y cuando los empleados de Rekupera les impedían el acceso al edificio se fueron a presentar una denuncia comisaria aportando, como prueba de que la casa es suya, el contrato con la empresa de alarmas.

La Policía personada en el edificio les dijo que no podían hacer nada y que les tenían que dejar pasar. Rekupera ve la situación complicada y no creen que puedan echarlos, prácticamente dan el caso por perdido.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Madrid