Un padre y su hija, presionados para que salgan del piso que okupan en Móstoles

Foto: TELEMADRID |Vídeo: Telemadrid

A las seis de la tarde de este miércoles día 2 de diciembre Yuri tiene que abandonar la casa donde lleva cuatro años viviendo con su hija y su padre. Ella asegura que es un piso del Sareb, pero la empresa Rekupera la desmiente y dice que una persona particular compró la vivienda hace varios meses y quiere recuperarla y son los que han recurrido a su empresa cuyos miembros están custodiando la casa.

José María, el padre de Yuri que convive con ella y su hija en la vivienda que habían okupado hace 4 años, no ha podido volver a entrar en la casa. Entraron alquilándola, pero luego resultó ser que estaban okupandola.

No ha podido volver a entrar

José María salió ayer del piso y ya no le han vuelto a dejar entrar. “Salí ayer a comprar y ya no he podido volver –dice a Telemadrid- y porque tengo coche donde he dormido, porque no tengo ninguna salida habitacional, porque esta gente las salidas que dan son pisos que tienen ellos de banco, trabajan con dos caras y ya le dije yo a mi hija para que vamos a salir de Málaga para meternos en Malagón”.

Por su parte su hija Yuri dice a Telemadrid que ha estado “toda la noche sin dormir, porque están aquí y no sé si van a entrar o no, yo siempre he querido hacer las cosas bien, tener un alquiler social desde el primer momento y yo no tengo ahora donde irme, y me lo dicen de un día para otro estos matones que están en la puerta y no dejan salir. Ahora mismo no sé qué hacer. Te llama la Policía no te dicen nada y no tengo quien me defienda. Ellos dicen que en 72 horas y en 24 horas pueden entrar…”

Presiones de la empresa

Dice Yuri que desde el mes pasado la empresa lleva metiéndole avisos por debajo de la puerta y le han dado un ultimátum para que desaloje la vivienda antes de las 6 de la tarde del miércoles. También dice que le han dañado tres bombines de la puerta.

La empresa le dice que si sale de la vivienda ya no podrá entrar y que se van a quedar alli. Afirma Yuri que hay varios miembros de la empresa en el edificio, dos arriba, otro abajo y otro en la puerta. Dice que cuando el piso pertenecía a la SAREB tuvo tres juicios, pero no consiguieron desalojarla, una de ellas porque el juez lo desestimó porque había pedido un alquiler social.

Pide ayuda a los servicios sociales

Dice que la Policía ha estado allí y le han pedido todo tipo de explicaciones y le han dicho que la actuación de la empresa es legal. Ha pedido ayuda a los servicios sociales del Ayuntamiento de Móstoles pero dice que solo le ofrecen una habitación.

Yuri lleva viviendo en esa casa de Móstoles desde hace 4 años cuando en ella vivía una conocida de una amiga suya. Luego ella se fue y se quedó ella viviendo con su hija de 14 años, su pareja y su padre adoptivo. Yuri trabajaba en la restauración, pero lleva 9 meses sin conseguir ingresos y no tiene posibilidad de irse a ningún sitio ni ningún tipo de subsidio.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de okupas