El administrador único de los dos edificios okupados en Carabanchel pide el desalojo

  • Continúan las caceroladas de los vecinos
  • Está muy próximo a un colegio y, en ocasiones, la salida de los menores coincide con el trasiego de toxicómanos hacia el piso
Foto: Telemadrid |Vídeo: Telemadrid

Es el día a día en la calle José Garrido, en Carabanchel. Los vecinos son testigos cada noche de peleas y trapicheos que hacen imposible conciliar el sueño. Temen además por su seguridad. son imágenes de Madrid Directo.

Tercera cacerolada contra los okupas en Carabanchel: “Los vecinos estamos hartos de esta situación"
Tercera cacerolada contra los okupas en Carabanchel: “Los vecinos estamos hartos de esta situación"
Tercera cacerolada contra los okupas en Carabanchel: “Los vecinos estamos hartos de esta situación"

Tercera cacerolada contra los okupas en Carabanchel: “Los vecinos estamos hartos de esta situación"

El problema viene de muy lejos. Los okupas de dos edificios, uno en José Garrido y otro en Santiago Estévez, están haciendo la vida imposible a los vecinos desde hace 10 años.

Una década de peleas, drogas, robos, amenazas, orines, defecaciones y basura han convertido el día a día en un infierno.

Peleas constantes en la calle de los edificios ocupados en Carabanchel / Telemadrid
Peleas constantes en la calle de los edificios ocupados en Carabanchel |Telemadrid

Entretanto, continúan con las caceroladas de los miércoles.. Están dispuestos a celebrarlas todas las semanas hasta que consigan echar a los okupas del barrio.

Denuncian que algunos okupas de este piso y drogodependientes que acuden a comprar droga atemorizan a los vecinos. Los vecinos no pueden asomarse a las ventanas porque les amenazan.

Es imposible dormir, escucho las conversaciones sobre el trapicheo de la droga cada noche y las peleas. No he pegado ojo en toda la noche” denuncian los vecinos.

La situación próxima a un colegio pone en peligro a las madres que ya han sufrido varios robos.

El problema se agrava aún más porque el inmueble está muy próximo a un colegio y, en ocasiones, la salida de los menores coincide con el trasiego de toxicómanos hacia el piso. Están desesperados y aseguran que la situación es insostenible.

El administrador único de los dos edificios ha dado el primer paso para pedir el desalojo del edificio ocupado.

Ha declarado este miércoles en la comisaría de Entrevías ante el Grupo Operativo de Información y ha firmado solicitando el desalojo. La investigación de la policía ha finalizado y se reenvía la investigación al juzgado 47, donde llegará en 3 días. A partir de ahora, solo falta esperar a que se tome la resolución para su desahucio.

Ya queda menos para acabar con la pesadilla de los vecinos de la calle José Garrido.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Movimiento okupa