Franco: "No vamos a reprimir que la gente salga a pasear con cacerolas, pero las distancias deben mantenerse"

José Manuel Franco, delegado del Gobierno en Madrid, aclara a Juan Pablo Colmenarejo en Buenos Días Madrid que la Policía actúa en Madrid con la máxima prudencia. “De hecho, las tres características son prudencia, proporcionalidad y responsabilidad. Un estado de alarma no prohíbe el ejercicio de los derechos fundamentales, sólo limita algunos".

"Nosotros respetamos la libertad de expresión de aquellos ciudadanos que están disconformes con la actuación del Gobierno. Pero por encima de ellos está la salud de los madrileños. No vamos a reprimir que la gente salga a pasear con cacerolas, pero no vamos a consentir que no se mantengan las distancias. No vamos contra las personas que llevan banderas, yo soy el primero de los patriotas. Hemos avanzado mucho para que se ponga en peligro ahora la salud de los madrileños por aquellos que se manifiestan de manera no adecuada”.

Las manifestaciones

José Manuel Franco reconoce que ninguna de las concentraciones de Núñez de Balboa se habían comunicado a Delegación del Gobierno. “Porque si se preserva la salud, se mantiene la distancia de seguridad, si no hay aglomeraciones, no tendríamos inconveniente en autorizar este tipo de manifestaciones”.

Con respecto a la actuación del cuerpo de Policía Nacional, asegura que “me consta que están siendo impecables, hasta el punto, de que nos están acusando de blandos. Los agentes están haciendo una importante labor pedagógica. Pero claro, sí que están identificando a aquellas personas que no cumplen con las normas”.

Preocupación por la salida

Reconoce que la Policía Municipal de Madrid ayuda “en la medida en la que pueden, pero lo esencial es que la inmensa mayoría de los madrileños están respondiendo con responsabilidad y tienen un comportamiento ejemplar”.

También que le preocupa que se produzca un incremento de los disturbios, para lo cual estarán preparados, pero sobre todo, lo que le inquieta a Franco son las “colas del hambre. Me preocupa que haya una salida de esta crisis sanitaria y económica que no sea la adecuada. Que en Madrid se incremente la pobreza y el paro, y que una comunidad tan rica como la nuestra, salga de esta con más diferencias sociales”.

No hay agravio

Preguntado sobre un posible agravio hacia Madrid por no pasar a fase 1, el delegado cree que no existe. “Los criterios para quedarnos en la 0 han sido objetivos. Si los expertos han determinado que no era el momento, y si se despejan incógnitas sobre el ámbito sanitario, es posible que pasemos de fase. En cualquier caso, es fundamental que todos colaboremos y hagamos un ejercicio de responsabilidad, sentido común y civismo”.

Sin embargo, prefiere reservarse su opinión sobre lo que hace y dice Ayuso, “no quiero entrar en miserias políticas ahora. Voy a ejercer de delegado de gobierno de todos los madrileños y pido que todos trabajemos juntos para salir de esta crisis” y asegura que el comportamiento con los consejeros con los que trabaja está siendo muy bueno.

La manifestación del 8 de marzo

Por último, se refiere a la manifestación del 8 de marzo y a las diligencias judiciales abiertas a tal caso. “Yo siempre he creído en la separación de poderes. Respeto la actuación de la juez. Mi forma de comportarme en política es respetar el trabajo de las instituciones. Pero es verdad que curiosamente, en función de un informe forense, la juez ha determinado que una parte de esa hipotética imputación, se habría archivado. Creo que es momento de salvar vidas y mejorar la calidad de la vida de los que todavía están entre nosotros”.

Mejores Momentos

Programas Completos