La Federación Estatal LGTB abre una "línea arcoiris" de apoyo a personas del colectivo en situación vulnerable

El confinamiento por la pandemia de covid-19 está provocando que afloren algunas situaciones domésticas muy complicadas. Es el caso de personas del colectivo LGTBI, que en algunos casos tienen que convivir con familias homófobas, en las que no se acepta la condición de algunos de sus miembros.

Lo ha denunciado en Buenos Días Madrid Alejandro Alder, psicólogo de la Federación Estatal LGTB, quien ha puesto el foco en "la etapa de la juventud, que es muy vulnerable. Si no hay un afecto por parte de quienes te rodean, la situación se complica".

La FELGTB ha abierto una "línea arcoiris" de apoyo a personas LGTBI que necesiten ayuda, realizar consultas o denunciar situaciones de vulnerabilidad. El teléfono es el 91 360 46 05 (horario de lunes a viernes de 8:00 a 15:00 h.) y también hay disponible un correo electrónico: info@felgtb.org.

Según Alder, cada individuo debe valorar su situación particular y familiar, pero como norma general, ha lanzado una serie de recomendaciones: "En primer lugar, hay que hacer un ejercicio de aceptación, saber que esto va a tener fecha de caducidad, aunque no sabemos cuándo. Eso no significa resignarse -advierte-, pero permite abordar la situación de la mejor manera posible".

En segundo lugar, ha que "intentar establecer un diálogo basado en el respeto. Y si no se puede -advierte-, poner límites". También es importante "expresar las emociones con familiares y amigos que sí respeten nuestra identidad", señala el psicólogo, quien también indica que "lo que queda dentro y no se expresa puede causar un bloqueo emocional".

En los casos más extremos, si se dan situaciones de violencia, no hay que dudar en "ponerlo en conocimiento de las autoridades", señala Alder.

Mejores Momentos

Programas Completos