Un estudio científico demuestra que la raza no determina el carácter del perro

  • El anteproyecto de Ley de 'perros peligrosos' deberá reformarse

Un estudio elaborado en la Facultad de Medicina de la Universidad de Massachuset (y publicado en la prestigiosa revista Science), demuestra que la agresividad de un perro no depende de su raza. Tampoco depende de la raza el temperamento.

El estudio se ha realizado a partir de 2.000 perros. Solo el 9% de los perros tenían un temperamento asociado con su raza.

El Gobierno unificará la lista de perros peligrosos en todo el país
El Gobierno unificará la lista de perros peligrosos en todo el país
El Gobierno unificará la lista de perros peligrosos en todo el país

El Gobierno unificará la lista de perros peligrosos en todo el país

En realidad, la raza es un fenotipo, la expresión externa del genotipo. Pero cada perro de esa misma raza tiene un genotipo diferente. Las características no vienes determinado por el aspecto exterior del perro, sino por el genoma, la carga genética de su adn, que sí puede ser heredado de sus progenitores.

De ahí que la Ley de razas peligrosas, el anteproyecto de Ley elaborado por el Partido Popular, que sería aprobado en enero de 20233, se cae. Debe cambiarse no por una ley de razas peligrosas, sino por una ley de ‘perros potencialmente peligrosos’.

Para que un perro sea equilibrado hay que tener en cuenta estas tres características:

  1. Una línea genética de equilibrio (padre y madre equilibrados).
  2. Un ambiente adecuado.
  3. Una buena educación (El temperamento se nace con él. El carácter se va haciendo).

El resultado de estas tres condiciones da como resultado un perro sin problemas sociales.

Recomendamos