Los madrileños amanecen, sin estado de alarma y con menos restricciones

Los madrileños amanecen,  sin estado de alarma y con menos restricciones
Ambiente en la Puerta del Sol tras el fin del estado de alarma |EFE

Los madrileños recuperan parte de la normalidad con menos restricciones tras decaer el estado de alarma, y ya pueden desplazarse a otra comunidades. A las 24:00 horas del sábado acabó el estado de alarma y con él el toque de queda nocturno.

Este domingo la hostelería abrirá hasta la medianoche y las personas no convivientes podrán reunirse en domicilios. Miles de jóvenes han tomado las plazas y calles de Madrid tras decaer el estado de alarma, bebiendo y sin mantener medidas de seguridad.

Las restricciones para la situación nueva, anunciadas el viernes pasado por la Comunidad de Madrid, eliminan la prohibición de las reuniones de no convivientes en domicilios, aunque recomienda prudencia.

También recomienda que las agrupaciones en espacios públicos o privados estén limitadas a seis personas, salvo que sean convivientes.

Los establecimientos de hostelería podrán cerrar a las doce de la noche, una hora más tarde respecto al horario que había hasta el sábado, y no podrán admitir nuevos clientes a partir de las 23:00 horas.

Se mantiene la limitación de comensales a cuatro personas por mesa en el interior y seis en terraza, la prohibición del consumo en barra, así como los aforos máximos: 75 % en exteriores y 50 % en interiores.

Los centros comerciales podrán abrir una hora más, hasta las 23:00, con el aforo limitado al 75 % de su capacidad máxima, y las instalaciones deportivas y gimnasios abrirán hasta la misma hora, con el aforo en interior restringido al 50 %.