El incendio de Cadalso y Cenicientos se ha partido en dos

El incendio de Cadalso y Cenicientos se ha partido en dos

El incendio en Cadalso y Cenicientos, que ha quedado "partido en dos", es "materialmente imposible" que quede controlado este domingo, ha indicado el presidente de la Comunidad en funciones, Pedro Rollán, que se encuentra en el puesto de control junto al Director de la Agencia de Seguridad y Emergencias de Madrid 112, Carlos Novillo.

A primera hora de este domingo se ha decidido pasar al nivel 2 del Plan INFOMA y se ha establecido un perímetro de seguridad donde se están redoblando los esfuerzos para evitar que el fuego se propague.

La UME está abriendo cortafuegos artificales para ello, en algunas ocasiones paralelos a las carreteras y en otras en un espacio fiable.

Son 450 los efectivos humanos que están trabajando, a los que se sumarán a primera de la hora de la tarde 40 efectivos más procedentes del tercer batallón de la UME, ha avanzado Pedro Rollán.

Se trata de 200 efectivos de la Comunidad, un centenar de la UME, cien bomberos de Castilla-La Mancha, 34 guardias civiles, ocho del SUMMA y otros tantos agentes forestales, los pricipales conocedores del territorio.

Se trabaja en consolidar porque "las personas son lo más importante", en palabras del presidente, y en establecer un perímetro de seguridad, al tiempo que se ataca el fuego con el fin de afianzar posiciones para intentar que no se propague.

Carlos Novillo, por su parte, ha remarcado la dificultad de los trabajos por las temperaturas extremas y por una orografía complicada, con mucha maleza. Ha detallado que el incendio "se ha partido en dos".

El flanco este se sitúa en la zona este de Cadalso y el flanco oeste en la zona de Peña Cenicientos. En el primero trabaja la UME y en el segundo los bomberos. A éste se le está dando prioridad en lo tocante a medios aéreos, con cinco hidroaviones en la zona más otros siete de la Comunidad.

Y mientras los voluntarios ayudan como pueden en el polideportivo de Cadalso de los Vidrios, donde se ha hecho acopio de comida destinada a las unidades que están trabajando en la extinción.