La autopsia de Blanca Fernández Ochoa a la espera de los análisis toxicológicos

La autopsia de Blanca Fernández Ochoa a la espera de los análisis toxicológicos

El informe preliminar de la autopsia de Blanca Fernández Ochoa no se conocerá hasta este viernes. Su cuerpo permanece en el Instituto Anatómico Forense de Madrid donde se concluye la autopsia. Los últimos datos de la investigación apuntan a que no sufrió un accidente. Junto a su cuerpo fue encontrada su medicación.

El primer resultado de los trabajos forenses se conocerá, previsiblemente este viernes y será entonces cuando la familia reciba la confirmación oficial de que el cadáver es el de Blanca Fernández Ochoa. Para ello, además de la prueba dactilar, es necesaria la certificación por ADN.

Los forenses del Instituto Anatómico Forense esperan el resultado de las últimas pruebas clínicas ya que, de momento, "faltan extremos" del laboratorio de patología forense para dar por concluido el examen.

Esos datos, junto a los análisis ya practicados arrojarán luz sobre si la muerte de Blanca fue accidental o no, aunque el cadáver, que se encontraba en un avanzado estado de descomposición, no presentaba golpes de suficiente entidad como para haber provocado un fallecimiento, según las fuentes de la investigación.

Fernández Ochoa, cuyo cuerpo fue hallado en una posición natural, llevaba las llaves del coche, medicamentos y parte del queso que había comprado el día de su desaparición en un supermercado de Pozuelo de Alarcón. Cerca había una botella del vino, si bien las fuentes no han precisado que la llevara con ella.

El cuerpo de la exdeportista fue trasladado al Instituto Anatómico Forense en la tarde del miércoles, tras ser bajado en helicóptero una vez que el juez de Primera Instancia e instrucción número 5 de Collado Villalba, Ricardo Ruiz Saenz, efectuó el levantamiento del cadáver.

Tras el hallazgo del cadáver, se formó una comisión judicial que se desplazó con ayuda de la Guardia Civil a las inmediaciones del conocido como el pico de La Peñota. Fue un vecino el que informó a los agentes que se había encontrado con Blanca hace unos días y que le había dicho que iba a ir a caminar por esa zona.

La medallista olímpica despareció el 25 de agosto y tras once días de búsqueda por la sierra de Guadarrama, se localizó su cuerpo en el Lo encontró un guardia civil que estaba fuera de servicio pero ayudaba en las tareas de búsqueda. El cuerpo e Blanca estaba a veinte metros de un sendero.

La esquiadora, amante del senderismo, llegó hasta allí sin móvil ni documentación. Solo llevaba con ella una mochila en donde llevaba todos los fármacos que utilizaba.

El cuerpo de Blanca Fernández Ochoa será trasladado a Cercedilla el sábado 7 de septiembre

El cuerpo de Blanca Fernández Ochoa deberá permanecer un día más en el Instituto Anatómico Forense. El sábado será trasladado a un velatorio de Cercedilla y el domingo podrá ser incinerado, por expreso deseo e los hijos de la deportista.