La revisión de las calderas de gas evita sustos

La revisión de las calderas de gas evita sustos

Con este frío, muchos de ustedes ya han encendido la calefacción. Es ahora cuando se pone de manifiesto la importancia de las revisiones de la calderas. Se recomiendan revisiones anuales, además de las obligatorias. De esta manera evitarán sustos como el de este fin de semana cuando 12 personas resultaron intoxicadas por una mala combustión.

En la Comunidad de Madrid hay más de dos millones y medio de usuarios de gas, con diferentes equipos. De ellos las calderas estancas son las más seguras, pero la seguridad en su uso, radica fundamentalmente en la correcta realización de las revisiones periódicas.

Los expertos recomiendan hacer revisiones anuales de la instalación y no esperar a las obligatorias, cada dos años para la caldera y cada 5 para el calentador. El objetivo: evitar sustos.

Pero además conviene seguir una serie de instrucciones fundamentales para la seguridad de los usuarios. Si huele a gas, hay que cerrar la llave de paso, ventilar y no tocar el interruptor, aunque esté la luz encendida.

Recuerden, un buen mantenimiento, evita una llamada a emergencias.

Mejores Momentos

Programas Completos