Los primeros refugiados ya están instalados en el centro temporal de Vallecas

Los primeros refugiados ya están instalados en el centro temporal de Vallecas

Los primeros refugiados ya se encuentran en las viviendas del Centro de Emergencia Temporal del Ensanche de Vallecas. Un centro que quiere poner fin a las penurias de los refugiados pasando la noche a las puertas del SAMUR Social, por no tener donde dormir, situación que se prolongó durante semanas y que sufrieron familias con niños durmiendo al raso.

Ahora estas familias están alojadas en el recién inaugurado centro. Son 66 solicitantes de asilo, la mayoría familias con niños, han estrenado su nuevo hogar gracias a los 32 módulos prefabricados que ha levantado en tiempo récord el Ayuntamiento de Madrid como solución de emergencia ante el colapso de los servicios de acogida.

Casas bien equipadas

Muchos de estos solicitantes proceden de Venezuela, Colombia, Rusia, Ucrania o Georgia y a ellos se van a unir en breve otra treintena de refugiados hasta ocupar las 96 plazas de la primera fase de un proyecto que se prevé que esté concluido a finales de marzo y que acoja a un total de 294 personas.

Los solicitantes relatan a Telemadrid cuál es su actual situación y cómo viven tras ser acogidos en el Centro. Por el momento están habitadas 12 casas prefabricadas y en cada una viven dos familias.

Perseguidos en sus países

Dos familias, una que viene de Venezuela y otra de Colombia, explican a Telemadrid cómo es su actual situación y como viven tras ser acogidas en estas casas prefabricadas. La familia venezolana ha venido a España huyendo de la penuria y la situación política de su país y lleva dos meses aquí.

La otra familia ha salido de Colombia por la corrupción y porque “hemos estado perseguidos”. Viven ahora en la casa prefabricada que cuenta con tres habitaciones, cocina, baño y salón en 60 metros cuadrados, y está equipada con todo lo necesario para habitarla.

Esperanza en el futuro

Las dos familias dicen estar “muy agradecidas al Ayuntamiento de Madrid” y que “estamos felices aquí”. Ahora tienen esperanzas en el futuro y para sus hijos. Creen que este puede ser “el punto de partida para una nueva vida”.

Los solicitantes de asilo también cuentan “con una atención social que acompaña a las familias en el proceso de normalizar su situación administrativa”, según explica a Telemadrid Gema Polvorinos, coordinadora del Centro Temporal.