Las gasolineras de autoservicio, barreras para la discapacidad

Las gasolineras de autoservicio, barreras para la discapacidad

Repostar gasolina es un gesto habitual que puede ser muy complicado para las personas con movilidad reducida. Si a esto unimos el hecho de que en muchas gasolineras no hay personal para repostar, eso se convierte en una misión casi imposible para muchas personas con discapacidad.

La Federación de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de Madrid (FAMMA) ha criticado la inacción que hay, en su opinión, por parte del Gobierno regional de Madrid por la situación de las personas discapacitadas en las gasolineras desatendidas, que son un "peligro" para ellas. Así lo ha asegurado el presidente de FAMMA, Javier Font, que durante su reciente comparecencia en la Comisión de Políticas Integrales sobre Discapacidad de la Asamblea de Madrid ponía de manifiesto la situación de discriminación que padecen las personas con discapacidad en las estaciones de servicio por lo que pide que en todas las instalaciones de venta al público de gasolinas y gasóleos de automoción dispongan, mientras permanezcan abiertas y en servicio, al menos de una persona responsable.

La Asociación Nacional de Estaciones de Servicio Automáticas (Aesae) ha pedido que todas las gasolineras del territorio nacional cumplan con la Ley de Accesibilidad Universal y que esta exigencia no recaiga únicamente sobre las estaciones de servicio automáticas.

Desde la patronal, su presidente, Manuel Jiménez Perona, considera que "en Dinamarca o Suecia no se cuestionan este tipo de estaciones de servicio, cumplen con toda la normativa y ayudan a bajar los precios en beneficio de todos los consumidores", y recuerdan que el Tribunal Supremo les ha dado la razón.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Carburantes