La mujer que recibió ayuda de su marido para morir dejó grabado su deseo en vídeo

La mujer que recibió ayuda de su marido para morir dejó grabado su deseo en vídeo

Maria José Carrasco había pedido la eutanasia porque sufría una enfermedad terminal. Este miércoles murió y su marido ha sido detenido por presunta asistencia al suicidio.

Ella llevaba 30 años enferma y estaba en la fase terminal de ELA. María José quería el final y así lo ha dejado dicho en un vídeo. En numerosas ocasiones había pedido la eutanasia.

Su marido, Ángel Hernández, ha sido detenido en Madrid por suministrar una sustancia para ayudar a morir a su mujer y asegura en una carta que su esposa quería poner fin a su vida y que, ante la incapacidad de realizarlo por ella misma, no hubo "más remedio" que ayudarla a cumplir su deseo.

En la misiva, fechada el pasado 10 de marzo y que este jueves ha enviado la asociación Derecho a Morir Dignamente a los medios, Ángel explica detenidamente la enfermedad de su esposa, de 61 años, quien desde 1989 padecía una esclerosis múltiple con una discapacidad del 82% y llevaba años solicitando ayuda para morir.

"No habrá más remedio que proporcionarle esa ayuda para que su deseo se cumpla"

"Esta historia quedará concluida cuando María José, en su derecho a poner fin a su malvivir y en uso de su libertad, decida seguir adelante con su suicidio. Es evidente que el deseo de María José a fin de que se cumpla necesita que se la ayude, por su incapacidad a realizarlo por ella misma, y como es una constante en ella demandar ese auxilio no habrá más remedio que proporcionarle esa ayuda para que su deseo se cumpla", afirma el marido.

Ángel Hernández fue detenido en el domicilio en el que el matrimonio residía, situado en la calle de Federico Sainz de Robles, en el distrito madrileño de Moncloa-Aravaca.

Por su parte, la asociación Derecho a Morir Dignamente (DMD) ve "injusto" que se penalice con prisión "un acto de amor" como el que, a su juicio, ha protagonizado Ángel Hernández,

En declaraciones a Efe, el presidente de DMD, Javier Velasco, ha rechazado que se impute penalmente a este hombre por "un acto de amor, ayuda y respeto a la voluntad de su mujer", que había expresado públicamente su deseo de acabar con su vida, ya que padecía desde hacía más de 30 años esclerosis múltiple, una patología sin cura.