Así atacaron una farmacia en Vallecas para llevarse un botín ridículo

Así atacaron una farmacia en Vallecas para llevarse un botín ridículo

Cumplen ahora un año con la farmacia abierta y ya han sufrido cuatro robos. El último, en la noche de este domingo, cuando un coche se empotró varias veces contra el escaparate de este local de Villa de Vallecas. Quisieron robar la caja fuerte, pero solo pudieron hacerse con unas cremas y unos biberones.

El dueño está reforzando las medidas de seguridad, pero pide ayuda también al Ayuntamiento de Madrid. Sugiere que pongan bolardos para disuadir a los delincuentes.

Alunizaje en una farmacia en Villa de Vallecas para llevarse solo unas cremas y unos biberones

Es una calle transitada por peatones y vehículos, pero aún así los ladrones empotraron su coche contra el escaparate. Entraron y fueron directos a por la caja fuerte. Al ver que no era fácil, se llevaron solo cremas y biberones.

Un botín ridículo para tanto destrozo.

Los dueños ya están hartos. A los tres meses de abrir la farmacia, forzaron el cierre. Un mes despué, entraron amenazando con una pistola. Y hace pocos días intentaron romper el cristal blindado con un ariete.

En la farmacia sienten impotencia y rabia. Necesitan protección contra los alunizajes.