Los locales de apuestas sin control de acceso en Madrid serán sancionados

Los locales de apuestas sin control de acceso en Madrid serán sancionados

Un mostrador con personal de las casas de apuestas y un sistema informático con alarma incluida. Los menores de edad y las personas con problemas de adicción al juego van a tener prácticamente imposible acceder a este tipo de negocios, que tienen de plazo hasta este martes para instalar estos controles homologados.

El DNI será obligatorio para acceder a las casas de juego en la Comunidad de Madrid

La Comunidad de Madrid va a examinar con lupa que cumplan con la normativa. Según ha explicado el consejero de Justicia, Enrique López, “el Plan de Inspección incluye tres fases: la primera con la inspección de todos los locales de apuestas existentes, la segunda con visitas selectivas para comprobar que las infracciones detectadas han sido corregidas, y una tercera con un control específico para infractores reincidentes”.

La Comunidad de Madrid, firme en la "tolerancia cero con la adicción" a las apuestas

Desde el pasado 18 de noviembre, los técnicos regionales han inspeccionado 99 locales, y han levantado actas de infracción en 15 de ellos. El pasado mes de noviembre el gobierno regional suspendió la concesión de autorizaciones para la apertura de nuevos locales, y actualmente trabaja en el nuevo decreto de Planificación y en el cambio de la Ley del Juego para endurecer las sanciones.

Actualmente la multa por permitir el acceso de un menor a una casa de apuestas es de 9.000 euros, que con la nueva normativa podría ascender a los 600.000 euros.

El ayuntamiento de Madrid también colaborará con la Comunidad de Madrid a través de las áreas de Urbanismo y Seguridad. Como ha dicho el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, “actuarán ante cualquier ilegalidad o irregularidad que encuentren”.

Y mientras, los vecinos de Retiro y de Aluche continúan con sus protestas para que no se abran nuevos locales en la calle Doctor Esquerdo, en la calla Quero y en la calle Ocaña. La Comunidad de Madrid está a la espera del informe policial que determine si los tres negocios cumplen con los requisitos, incluido el de la distancia mínima de 100 metros a los centros educativos más cercanos.