Provincias de media España amanecen con avisos por nieve, lluvia y fuertes vientos

Provincias de media España amanecen con avisos por nieve, lluvia y fuertes vientos

Provincias de media España han amanecido hoy con avisos por nieve, lluvia y viento. El temporal está afectando especialmente a la zona de Aragón, Pirineos, Levante y costa del Cantábrico.

80 litros por metro cuadrado en 24 horas

Alerta naranja en el País Vasco por nieve, lluvia y fuertes oleajes. Se vigilan las cuencas 80 litros por metro cuadrado en 24 horas. El agua invade la ría de Bilbao. Las intensas lluvias y la pleamar han provocado el desbordamiento parcial de la ría en Elorrieta y Erandio en Bilbaio. Operarios del Ayuntamiento han estado trabajando toda la noche en la red de saneamiento para limpiar los sumideros. En otros puntos de la costa vasca, las rachas de viento han superado los 132 kilómetros/hora.

En Donostia el ruido de las olas de esta madrugada ha impresionado, mientras que en Asturias las riadas han obligado a evacuar el Hospital de Arriondas, 50 pacientes han tenido que ser trasladados a otros centros. Hay cuatro ríos asturianos en alerta por aumento del nivel del agua. En la localidad cántabra de Soba es donde más ha llovido, 85 litros por metro cuadrado.

Navarra y Cataluña están en alerta roja por intensas nevadas. Más de 40 centímetros de nieve en apenas 24 horas han caído en zonas pirenaicas. Afectarán sobre todo al Valle de Arán. Hay riesgo de aludes según la AEMET en el Pirineo por encima de los 1.800 metros. La nieve mantiene cortados ocho puentes de montaña de Aragón, Asturias, Cantabria y Cataluña.

En Huesca está restringido el paso de camiones y es obligatorio usar cadenas para circular por la A-23 en sentido Francia. Un total de 846 máquinas quitanieves trabajan para hacer frente a las nevadas. Se han almacenado 157.000 toneladas de fundentes. La autovía que une Cantabria con la Meseta, la A-67 tiene la circulación restringida para camiones entre Reinosa y Palencia. En Melilla el fuerte temporal de viento ha obligado a suspender las clases en colegios e institutos.

Al otro lado del atlántico, el frío gélido ha convertido las cataratas del Niágara en cascadas congeladas por una ola de frío que afecta al Este del Continente Norte.