Los reyes, camino a La Habana

Los reyes, camino a La Habana

Cuando los reyes Felipe y Letizia desembarquen en La Habana este lunes por la noche (madrugada del martes en España) estarán iniciando una visita histórica, porque será la primera vez que un jefe de Estado español visite la isla con el formato de un "viaje de Estado", la máxima expresión de las relaciones entre dos países conforme al protocolo español.

El motivo son los 500 años de la fundación de la capital, originalmente San Cristóbal de La Habana. La invitación estaba extendida desde hace tiempo y el Ejecutivo de Pedro Sánchez, que ya protagonizó hace un año la primera visita oficial de un presidente del Gobierno en 32 años, ha decidido darle luz verde, lo que no había hecho hasta ahora ningún otro.

El anterior jefe de Estado, Juan Carlos I, estuvo cerca de hacer la visita a finales de los años 90, pero solo pudo viajar a La Habana a la Cumbre Iberoamericana de 1999. Aquel viaje estuvo salpicado de gestos de Fidel Castro, de afecto hacia el Rey y de desplante a José María Aznar. Juan Carlos solo volvió a La Habana en 2016, cuando ya no era Rey, para representar a España precisamente en el funeral de Fidel Castro.

Cuatro días de visita oficial a la isla

La despedida oficial de los reyes ha tenido lugar en el pabellón de Estado del aeropuerto Adolfo Súarez Madrid-Barajas y a ella ha asistido el presidente del Senado, Manuel Cruz, el jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), Fernando Alejandre, y el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida.

El avión de la Fuerza Aérea Española ha partido pasadas las 15:00 horas y de la delegación que acompaña a los reyes forma parte el ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell.

La agenda de Felipe VI y doña Letizia en esta visita de Estado, que se enmarca en la conmemoración de los 500 años de la fundación de La Habana, no comenzará hasta este martes, cuando serán recibidos por Díaz-Canel.

No habrá ningún encuentro con disidentes del régimen cubano, pero sí una reunión con representantes de la sociedad civil de la isla para conocer también su visión.

Los reyes recorrerán la Habana Vieja, visitarán una exposición de la Agencia Efe e Iberia sobre la historia gráfica de España y Cuba, asistirán a una gala de danza, ofrecerán una recepción a la colectividad española y el rey se reunirá con empresarios españoles que tienen intereses allí para conocer los problemas de su día a día.

Entre otros actos, visitarán en el Museo de Bellas Artes el Autorretrato de Goya cedido durante un mes por el Museo del Prado con motivo de la conmemoración de la fundación de la capital cubana.

El viaje lo finalizarán en Santiago de Cuba, donde tendrá lugar uno de los actos más emotivos al rendir homenaje a los españoles caídos en 1898 en la guerra contra Estados Unidos.

Los líderes del PP, Ciudadanos y Vox habían criticado al Gobierno por obligar a Felipe VI y la reina Letizia a hacer la visita en este momento y porque consideran que con ella se contribuye a avalar el régimen cubano, una crítica que coincide con la de algunos grupos de disidentes. Pero el Ejecutivo en funciones ha rechazado esas críticas, ha enmarcado la visita en los 500 años de la fundación de La Habana y ha recalcado que es una coincidencia que esta conmemoración coincida con los comicios en España.