GSMA decide por ahora mantener el Mobile

GSMA decide por ahora mantener el Mobile

GSMA, la patronal mundial de los operadores móviles, ha decidido este miércoles mantener por el momento la edición de este año del Mobile World Congress (MWC) de Barcelona pese a la oleada de cancelaciones de compañías asistentes por el temor al coronavirus.

Así lo han confirmado a Efe fuentes de la GSMA, que precisan que la organización sigue monitorizando de cerca la evolución del virus y que mantendrá contactos regulares con las autoridades sanitarias globales y españolas, así como con expertos, para garantizar el bienestar de los asistentes.

"El nuevo coronavirus es una situación que cambia rápidamente y la GSMA lo está monitorizando de cerca. Esto incluye reunirse regularmente con expertos de salud mundiales y españoles, así como con nuestros socios, para garantizar el bienestar de los asistentes", ha remarcado un portavoz de la GSMA en el comunicado.

El encuentro con el comité de la GSMA ha llegado después de que Rakuten, Nokia y British Telecom hayan anunciado este miércoles que tampoco irán al salón, sumándose a la decisión tomada por parte de una veintena de grandes empresas tecnológicas desde Nokia a Vodafone, Orange, pasando por Intel, Facebook, Ericcson o Deutsche Telekom, que en las últimas horas han anunciado que "por precaucación y para preservar la seguridad de sus empleados y clientes por el coronavirus han optado por no acudir a Barcelona".

El Gobierno español sigue defendiendo hasta el último momento la celebración de esta feria. Salvador Illa ministro de Sanidad, se reunirá con la consejera catalana de Sanidad para tomar "medidas adicionales" sobre el coronavirus.

Mensaje de tranquilidad al que se ha sumado también el ministro de Consumo, Alberto Garzón, para quien habrá que buscar "otras razones" ya que no hay razones sanitarias.

Al no existir una declaración de alerta sanitaria por parte de la OMS, la cancelación del Mobile implica tener que pagar altas indemnizaciones a las más de 2.000 empresas que mantienen su asistencia al salón.

En juego está un impacto económico de cerca de 500 millones de euros. La creación de de 14.000 empleos temporales. La asistencia de 110.000 personas supone un gasto diario de 275 euros en comidas y la ocupación de cerca de 27.000 plazas hoteleras. El Mobile en jaque.