Cuando el geolocalizador ayuda a encontrar un coche robado

Cuando el geolocalizador ayuda a encontrar un coche robado

A una mujer le robaron el coche en el barrio de Salamanca, pero a los ladrones se les escapó un detalle importante: el vehículo tenía geolocalización. La dueña les siguió gracias a la aplicación Y eso permitió la detención de dos ladrones en Coslada.

La mujer ayudó a la Policía Nacional a localizar el coche que le habían robado gracias al sistema GPS que tenía integrado el vehículo y en poco tiempo los autores de la sustracción pudieron ser detenidos.

Su coche aparcado se movía

Le llegó un aviso al móvil de que su coche estaba moviéndose cuando lo tenía aparcado y la mujer estaba en casa. Es lo que le ocurrió a una vecina del barrio de Salamanca.

"La mujer llama al 091 y a partir de ahí, gracias al GPS, va guiando a los policías que acaban sorprendiendo a los ladrones en San Blas", dice una portavoz de la Jefatura Superior de Policía.

Empieza entonces una persecución que acaba en Coslada. Los sospechosos siguen resistiéndose. Dentro del vehículo encuentran aparatos utilizados por los cacos para abrir todo tipo de coches.

Los investigadores creen que el probable destino del coche fuera el mercado negro en Europa del Este. Gracias al GPS, no llegó ni a salir de la Comunidad.

Según ha informado la Jefatura Superior de Policía, el suceso tuvo lugar en la madrugada del 8 de enero tras recibir la Policía un aviso por parte de la víctima, que se puso en alerta al descubrir a través del servicio digital de posicionamiento que su coche, aparcado en el barrio de Salamanca de la capital, se movía.

Intentaron arrollar a los agentes

Los ladrones, que se dieron a la fuga cuando las fuerzas de seguridad les dieron el alto en el distrito de San Blas, intentaron arrollar a uno de los agentes y llegaron hasta Coslada.

Ya en esa localidad, trataron de chocar con el vehículo policial, pero los agentes, a los que uno de ellos amenazó con destornillador, consiguieron arrestarles.

En el registro del vehículo se halló un aparato capaz de arrancar el coche sin una llave, además del resto de herramientas empleadas en el robo. Ambos se encuentran ya a disposición judicial como presuntos autores de los delitos de robo, hurto y uso de vehículos, daños, atentado y contra la seguridad vial.