Depedro llega a Madrid para despedir su gira 'Todo va a salir bien'

Depedro llega a Madrid para despedir su gira 'Todo va a salir bien'

Jairo Zavala, más conocido por su nombre artístico, Depedro, nos recibe en su estudio con un dulcimer de origen irlandés, pero traído de Estados Unidos. Se trata de un instrumento de cuerda percutida que el artista tiene de uno de sus viajes. Jairo ha recorrido los cinco continentes tocando en todo tipo de salas y llevando su estilo folclórico y popular a cada rincón del mundo.

En esta ocasión, le hace especial ilusión terminar su gira en casa, en Madrid, junto a Aluche, el barrio donde creció.

El cantante nos cuenta que para él, tocar en la capital es un privilegio y una buena forma de disfrutar junto a su familia y amigos. Habla de su trayectoria como un tránsito por carreteras secundarias y no por autovía. “Esas carreteras secundarias me han dado la oportunidad de disfrutar de cada paso, cada momento, saborearlo y administrarlo y llenarme la maleta de mucho sabores que me han venido muy bien para vestir mis canciones”.

"Esas carreteras secundarias me han dado la oportunidad de disfrutar de cada paso, cada momento, saborearlo"

En ese recorrido por carreteras ha conducido con grandes artistas como Luz Casal, Fuel Fandango, Izal o Vetusta Morla. Artistas que, aunque Depedro no nos haya querido confirmar, quizá podamos ver desde este jueves en alguno de los tres conciertos que dará en la Sala la Riviera.

Acaba de sacar un disco de música dedicado a la infancia, lo presentará con formatos distintos a lo que hasta ahora conocemos y dirigidos a un público más familiar. Además, este año se enfrenta al “vértigo” de componer un nuevo disco.

“No hay una canción favorita, es un cúmulo”

Cuando le preguntamos sobre la canción favorita del público, Depedro nos responde: “No hay una canción, es un cúmulo”. Y es que el ambiente que se crea en sus actuaciones es muy especial por el número de canciones que han tocado la emoción y empatizado con tantos corazones.

El artista madrileño es uno de los platos fuertes del festival Inverfest que trae a la capital hasta el 14 de febrero a lo más granado del panorama musical.