La empresa química de Tarragona no avisó de la emergencia, según la Generalitat

La empresa química de Tarragona no avisó de la emergencia, según la Generalitat

La empresa química donde se produjo una explosión que causó dos muertos y 8 heridos, uno de ellos en estado crítico, no siguió los protocolos de seguridad, ya que no consta que activara su plan de emergencia interior ni que avisara de la incidencia al centro de emergencias (Cecat) ni al 112, según Protección Civil de la Generalitat. La empresa ha abierto una investigación interna, mientras que la Generalitat de Cataluña ha abierto ya un expediente informativo.

La explosión, que se percibió a varios kilómetros a la redonda, se originó por motivos que se investigan a las 18.41 horas en la empresa Industrias Químicas del Óxido de Etileno (IQOXE), situada en La Canonja, junto a la N-340, y dedicada a la elaboración de óxido etileno, que no es tóxico pero sí muy inflamable.

La petroquímica en llamas

Según han informado a Efe fuentes de Protección Civil, por el momento no consta que la empresa telefoneara al Centro Superior de Coordinación e Información de la Estructura (Cecat) ni al teléfono de Emergencias 112 para comunicar que acababa de sufrir un accidente químico. La investigación abierta a raíz del accidente deberá determinar si la empresa ha incurrido en alguna irregularidad respecto a los protocolos establecidos.

La empresa química IQOXE se ha mostrado "convencida" de que reaccionó "bien" tras este incidente, siguiendo en todo momento "las instrucciones" de los bomberos. "Hemos estado coordinados en todo momento con las autoridades y hemos seguido sus instrucciones (...). Estamos convencidos de que hemos hecho las cosas bien", ha dicho el consejero delegado de IQOXE, José Luis Morlanes, en una comparecencia ante los medios.

Morlanes ha dicho que todavía se desconocen las causas del accidente, porque los bomberos "todavía están controlando un tanque" del complejo, y ha subrayado que hasta que no acabe la intervención de los bomberos la planta permanecerá "confinada".

El alcalde de La Canonja, Roc Muñoz, aseguraba hoy que tardó más de una hora en recibir la comunicación de que los vecinos debían permanecer en sus casas por la explosión registrada en la empresa Industrias Químicas del Óxido de Etileno (IQOXE), situada en el municipio.

Respecto al hecho de que no se activaran las sirenas para alertar a la población del accidente, Protección Civil lo ha justificado en que las informaciones del siniestro no apuntaban a la posibilidad de una segunda explosión en la petroquímica ni de la existencia de nube tóxica en la zona. Según Protección Civil, pese a que en algún momento se valoró hacer sonar las sirenas por el humo acumulado y lo incierto de las informaciones recibidas sobre la planta, se descartó después que los Bomberos comprobaran que no había riesgos graves para el exterior del recinto químico.

Un operario y un vecino que se encontraba en su casa a más de dos kilómetros de la planta química resultaron muertos

A consecuencia del accidente falleció un trabajador de la planta, cuyo cadáver ha sido encontrado esta mañana, y otros ocho resultaron heridos, uno de los cuales está en estado crítico y otro muy grave, ambos en la unidad de quemados del Hospital Vall d'Hebron de Barcelona.

Otra persona, un vecino del barrio de Torreforta de Tarragona, situado a unos dos kilómetros del lugar de la explosión, falleció al impactar en el edificio una chapa de hierro de una tonelada, probablemente la tapa del reactor, despedida tres kilómetros por la onda expansiva.

Impacto en la ventana de la plancha metálica

Los Mossos d'Esquadra han explicado a Europa Press que están investigando los hechos y analizando la procedencia de la placa metálica, aunque "todo apunta" a que fue consecuencia de la explosión.

Los bomberos están utilizado un dron para supervisar los riesgos estructurales de la empresa, que también han empleado para llevar a cabo una búsqueda segura del trabajador desaparecido y finalmente encontrado muerto esta mañana.