Ingresan en prisión los presuntos violadores de una joven con discapacidad

Ingresan en prisión los presuntos violadores de una joven con discapacidad

La salvaje violación sufrida por una chica con un 65 por ciento de discapacidad tuvo lugar, primero en un piso y después en un descampado. Cuatro jóvenes llevaron a la joven a un piso de Collado Villalba donde tres de ellos presuntamente la violaron. El cuarto, le hizo creer que la iba a liberar pero la llevó a un descampado donde también supuestamente la violó.

Los cuatro presuntos implicados en esta brutal agresión ya están detenidos y en prisión. Tienen entre 18 y 30 años. La denuncia de la chica y las pruebas de ADN han sido claves en la investigación. También las cámaras de seguridad de la gasolinera.

El relato de la víctima es estremecedor. Una madrugada de agosto en Collado Villalba cuatro individuos engañan a la joven, que tiene discapacidad intelectual. La llevan al piso de uno de ellos y allí comienza el horror. La introducen en una habitación y allí ella es victima de agresiones sexuales por parte de tres individuos. Después de violarla, los tres agresores la dejan encerrada en la habitación.

La agrede en un descampado

El cuarto individuo la engaña diciéndole que va a liberarla. Le promete que la acompañará a casa, incluso le compra agua en una gasolinera. Luego, mediante el engaño, la lleva a un descampado y la agrede sexualmente.

Allí la abandona; ella pide auxilio en la gasolinera y la trasladan al hospital. El testimonio de la mujer ha sido clave para identificarlos.

Sólo tres días después detienen a los tres presuntos agresores. Son vecinos del pueblo y tienen entre 18 y 22 años. El cuarto, el presunto agresor del descampado, un marroquí de 30 años, se fuga después de la agresión.

Se marcha fuera de Madrid pero la Policía no hace públicas las detenciones para que volviese, y así fue. La Guardia Civil cayó sobre él la semana pasada en el Intercambiador de Avenida de América.

Los hechos recuerdan salvando las distancias al calvario que sufrió otra joven madrileña Sandra Palo, ella fue asesinada. El colectivo de personas con discapacidad pide más protección y más seguridad. Se sienten indefensos y más vulnerables

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Agresión sexual