El Hospital de Alcorcón no ha detectado otros intentos de ataque del trabajador detenido

El Hospital de Alcorcón no ha detectado otros intentos de ataque del trabajador detenido

Conmoción en el Hospital de Alcorcón. Uno de sus trabajadores, que llevaba años en el servicio de lavandería, ha sido detenido cuando intentaba matar a una paciente. La compañera de habitación avisó a tiempo. Ahora sabemos que el presunto agresor sufre esquizofrenia y mató hace 22 años a dos personas, una en el Clínico y otra en la cárcel.

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Alcorcón ha ordenado prisión provisional comunicada y sin fianza para este trabajador. Según informa el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), el juez adopta esta decisión en un auto en el que imputa a Juan José F.G. la supuesta comisión de un delito de homicidio intentado agravado con la especial vulnerabilidad de la víctima. Esta calificación penal es inicial y podría variar según se vayan practicando las correspondientes diligencias de investigación en el marco de la instrucción judicial, aclara el TSJM.

El consejero madrileño de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, ha asegurado que, "a día de hoy, no se ha detectado" que el trabajador del Hospital Fundación de Alcorcón detenido el sábado pasado, después de que intentara asfixiar con una almohada a una paciente de 82 años, haya cometido más intentos de este tipo.

"No se ha detectado que haya más casos que se hayan podido producir por ataques de esta persona"

"Lo que nos comunica la gerencia del Hospital de Alcorcón es que, a día de hoy, no se ha detectado que haya más casos que se hayan podido producir por ataques de esta persona", ha señalado Ruiz Escudero durante una visita al centro de salud Isla de Oza en un simulacro realizado con motivo del Día Mundial del Ictus.

Esta reacción se produce después de que el diario El Mundo desvelara que el detenido, empleado de la empresa Ilunion que se encarga del servicio de lavandería del hospital, ya mató a dos personas hace 22 años: una en el Hospital Clínico y otra en la enfermería de la prisión de Carabanchel, donde estaba preso por el primer asesinato.

Tres años después de las dos muertes, el presunto homicida fue absuelto por eximente total por trastorno mental y el tribunal ordenó su ingreso en el centro psiquiátrico penitenciario de Alicante, de donde salió en 2007, aunque sometido a un control periódico desde un centro de referencia y medicado.

¿Qué falló en el control del trabajador del hospital de Alcorcón detenido?

El consejero ha insistido en que, en este caso, la Comunidad "ha actuado correctamente" y "con respeto a la norma, a la ley", ya que "la labor que realizaba esta persona no condiciona esos antecedentes de penales", los cuales "se piden para un tipo de profesiones", aunque no es el caso.

La versión del hospital

Desde el Hospital de Alcorcón han subrayado que los encargados de selección del personal que trabaja en este servicio de lavandería corresponden a la empresa adjudicataria del servicio, Ilunion, por lo que desde el centro sanitario aseguran no tener constancia del historial delictivo y psiquiátrico del detenido.

Por su parte, desde Ilunion han rechazado hacer declaraciones, asegurando que el caso estaba bajo investigación policial y que los datos de los trabajadores son confidenciales.

Por último, el consejero ha querido mandar "un mensaje de apoyo a la familia de la víctima" y, sobre todo, hacer un reconocimiento a "la labor del personal de enfermería", que "fue fundamental para evitar que el ataque que hizo esta persona hubiese tenido peores consecuencias".