Un nuevo Centro de Donación de Cuerpos en la Complutense para olvidar la mala imagen de 2014

Un nuevo Centro de Donación de Cuerpos en la Complutense para olvidar la mala imagen de 2014

La Universidad Complutense de Madrid (UCM) ha puesto en marcha un "nuevo y moderno" Centro de Donación de Cuerpos (CDC) con el que pretende impulsar la investigación y la docencia en el campo de las ciencias de la salud y que pone punto y final al "impacto terrible" que supuso para la imagen de la institución la acumulación de multitud de cadáveres en el departamento de Anatomía II del año 2014.

El rector de la Complutense, Carlos Andradas, y la directora del centro, Teresa Vázquez, han mostrado a los medios de comunicación este jueves la remodelación de estas instalaciones "punteras" a nivel europeo y tras una reforma que ha supuesto una inversión de 1,2 millones de euros.

De los casi 4.000 metros cuadrados de superficie, se han reformado y adaptado a la normativa vigente 3.000 metros cuadrados, distribuidos en un área técnica de unos 600 metros cuadrados, un área administrativa de 100 metros cuadrados y más de 2.000 metros cuadrados destinados a la docencia e investigación, entre los que se cuenta con 7 salas de disección y 4 aulas de seminarios que permiten la docencia simultánea a 500 alumnos.

En las instalaciones, repartidas en dos pabellones, trabajan seis técnicos especializados en el tratamiento de los restos cadavéricos (aparte del gerente de la instalación y su directora) tras una compleja obra que ha durado aproximadamente un año, tras un largo proceso en el que se han tenido que realizar un proyecto constructivo que respetara los elementos protegidos del inmueble.

La directora del Centro de Donación de Cuerpos ha detallado que el centro cuenta con dos cámaras de refrigeración, con capacidad para 50 cadáveres, y otra de congelación que eleva al cifra a 100. Aparte, se dispone de un almacén que permite almacenar en perfecto estado unos 500 cuerpos.

Actualmente se albergan unos 120 cadáveres y la universidad recibe de media unos 80 de forma anual mediante donaciones.

De hecho, estima que hay una capacidad para dar enseñanza hasta 2.500 alumnos si fuera necesario. En la actualidad, el centro alberga la docencia práctica de ocho titulaciones, siete de ellas en Ciencias de la Salud dando servicio a más de 1.500 alumnos de Grado y más de 200 de Posgrado.

Un "mazazo" para la Complutense

El rector de la Complutense ha destacado que el acto de "generosidad" que supone la donación de los restos mortales de una persona para fines científicos y el proceso garantista en el tratamiento de los cuerpos.

"Es uno de los hitos de la legislatura", ha aseverado el rector Andradas para agregar que esta reforma tiene una carga "simbólica" para la universidad tras el impacto "terrible" que supusieron las imágenes de acumulación de restos cadavéricos en el departamento de Anatomía II de la Facultad de Medicina en 2014, que fue un "mazazo" para la Complutense.

A su vez, la directora de las instalaciones ha comentado que esa polémica supuso en ese periodo una caída de la donación de cuerpos, clave para la docencia tras desecharse la simulación digital de las labores de disección, aunque la situación ha vuelto a la normalidad. Ambos han comentado que existen aún procesos judiciales abiertos y que será en ese ámbito en el que se depuren responsabilidades por lo ocurrido.