Alcorcón clausura la cafetería de un centro de mayores que llevaba sin licencia año y medio

Alcorcón clausura la cafetería de un centro de mayores que llevaba sin licencia año y medio

El Ayuntamiento de Alcorcón ha ordenado la clausura de la cafetería y comedor del Centro de Mayores Salvador Allende después que haya funcionado "sin concesión" durante año y medio y con varios informes negativos de los técnicos de Sanidad.

Así lo ha anunciado la nueva alcaldesa, Natalia de Andrés, después de que se hayan encontrado con que la cafetería estaba funcionando "sin contrato ni concesión administrativa", además de que la cocina se encontraba en una situación "que raya la insalubridad" si no la hay ya, ha dicho.

"Han estado explotando una instalación pública de manera irregular"

La alcaldesa ha explicado que, según los informes de los técnicos municipales, la empresa adjudicataria renunció en marzo de 2018 a la concesión de la cafetería, por lo que, desde entonces, los mismos que renunciaron a la concesión "han estado explotando una instalación pública de manera irregular".

"Desde marzo de 2018 se ha estado sin pagar canon, sin someterse a normas, ni tampoco a unas garantías mínimas de un servicio que debe de ser acorde a la legislación", ha añadido De Andrés, quien ha abierto "un expediente aclaratorio" para ver qué ocurrió y por qué se permitió tener un servicio activo en estas condiciones.

"Que los técnicos investiguen y quien sea el responsable que tenga la sanción correspondiente", ha insistido la regidora, que ha preferido esperar a los resultados del expediente para exigir responsabilidades.Además, la alcaldesa ha subrayado que, a esta situación irregular, se suma la existencia de dos informes -fechados a 3 y 12 de julio- que recogen "claras deficiencias" en cuanto a higiene y salubridad de la cocina y del comedor de la cafetería del centro de mayores.

La zona de barra carece de limpieza

En el último de los informes, se reflejan cuestiones como que la zona de barra carece de "limpieza y orden", que tienen un patio que está "sucio y abandonado" en el que se "almacenan diversos enseres" o que hay "bandejas de alimentos sin proteger".

Según el técnico de la Concejalía de Mayores, todas estas anomalías vienen dadas "por la dejadez en el edificio y la falta de limpieza", llegando a encontrarse situaciones en las que "había ratas en el patio interior y, a veces, dentro, además de infinidad de cucarachas y hormigas".

"Si es grave que en una instalación municipal se esté dando servicio sin soporte jurídico, lo más grave son los informes sobre un sitio en el que se daban hasta 800 comidas a la semana y donde las medidas sanitarias exigibles no se cumplían", ha recalcado la regidora socialista.

"Se han llegado a celebrar hasta bodas, bautizos y demás eventos"

Además, la alcaldesa ha hecho hincapié en que pese a que el servicio de comidas "sólo" debía usarse por los usuarios mayores del centro, este "se estaba utilizando de manera arbitraria, acudiendo gente que no lo era, y llegando a celebrar hasta bodas, bautizos y demás eventos", algo que molestaba a los usuarios.

Por el momento, el ayuntamiento ya ha ordenado la clausura de la cafetería y el comedor, donde ya no se están dando comidas, aunque el servicio de cafetería -cafés y bebidas- se mantendrá los próximos 15 días y una vez transcurrido ese tiempo se obligará a la empresa a abandonar el servicio para hacer una nueva concesión.

La alcaldesa ha informado de que se va a iniciar un nuevo procedimiento urgente para realizar una nueva adjudicación, que tardará al menos cuatro meses, con la elaboración del pliego de condiciones y un expediente de contratación para restaurar el marco legal necesario para dar estos servicios.