Subir fotos de los hijos a Internet como causa de disputa en parejas separadas

Subir fotos de los hijos a Internet como causa de disputa en parejas separadas

Subir una fotografía con los hijos en la playa durante las vacaciones puede parecer algo normal. Sin embargo, nos puede suponer un problema legal, sobre todo en los casos de padres separados. Si uno de ellos no ha dado consentimiento para compartir la fotografía en redes sociales, la pareja que fotografió a sus hijos podría encontrarse con una denuncia y su consiguiente sanción.

Algo tan aparentemente inocente como subir una foto de tus hijos a una red social durante las vacaciones puede suponer un problema legal. Sobre todo, cuando hay un divorcio de por medio y no se cuenta con el consentimiento de los dos progenitores. Las últimas sentencias insisten en que tiene que haber una autorización escrita.

Tras una separación, un simple selfie con los hijos puede ser suficiente para desencadenar un litigio. Andrea Pérez, abogada de familia, comenta que "la discrepancia surge cuando los progenitores se divorcian. Ahí es donde empiezan los conflictos".

Un motivo más de choque entre las parejas que una sentencia reciente del Tribunal Supremo intenta atajar estableciendo que debe haber acuerdo entre los padres para subir fotos con sus hijos. "Si los hijos comunes son menores de 14 años, es necesario el consentimiento de ambos progenitores", dice Andrea Pérez. Si un progenitor quiere subir alguna fotografía a las redes sociales y el padre o la madre no quiere, tiene que acudir a la vía judicial y solicitar una autorización. Una situación que también afecta a los abuelos y la nuevas parejas.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Divorcios y separaciones