Pablo Belmonte: "Me salvé por el azar"

Pablo Belmonte: "Me salvé por el azar"

Pablo Belmonte es el único superviviente del accidente en Los Andes que ha costado la vida de cuatro montañeros -tres españoles y el guía peruano. Reconoce que "no tengo respuesta para saber por qué sigo vivo", ya que "mi casco está intacto y al final todo es una cuestión por el azar".

"Estoy muy afectado, pero agradecido a la oportunidad que me ha dado la montaña. Estuve consciente todo el rato. La avalancha la generamos nosotros mismos por un tema de cómo la nieve se apelmaza, llevaba una semana haciendo sol", dice Belmonte.

“La caída fue como estar en una lavadora”

Uno de los cuatro resbaló, provocando la caída de todos y la consecuente avalancha: "No sé bien quién resbaló primero, a mí me embistió uno y yo a otro. Ahí generamos la avalancha que nos arrastró, yo iba el segundo".

Pablo Belmonte describe la caída como "estar en una lavadora" y admite que al principio pensó que todos habían sobrevivido. "Fue una caída larga, de bastantes segundos, más de medio minuto", explicó.

“Al ver que el color de la nieve es roja ya es una muestra de que algo va mal"

Comenta que "cuando dejé de rodar vi a varios compañeros algo tapados por la nieve, no estaban muertos al momento y a simple pista al ver que el color de la nieve es roja ya es una muestra de que algo va mal". Ante esa situación dice que "los saqué de la nieve e intente solicitar ayuda a base de gritos, mientras intenté dar auxilio a mis amigos durante tres horas".

Rescatan los cuerpos de los cuatro alpinistas muertos en Perú

Ninguno de los compañeros murió inmediatamente tras la caída, según relata Belmonte: "Estuve brindando primeros auxilios un buen rato. En ese momento no es ningún drama: sacas la navaja, ayudas a uno, al otro... Cuando les espabilé, el guía estaba medio consciente, pudo caminar. Pero no estaba colaborativo, tenía actividades motrices pero no estaba presente", explicó.

Mejores Momentos

Ver Más

Más de Alpinismo

Ver Más