Nuria Roca: "Todos vivimos ahora en un escaparate"

Nuria Roca (Moncada, 1972) ha hecho cine, televisión, escrito libros y ahora triunfa en la radio. Es una mujer que agarra a la vida "por los cuernos", que dice lo piensa y que piensa lo que dice. Casada y con tres hijos, cada día a Nuria Roca le suena el despertador a las 3.15, porque dirige y presente el morning show "Lo mejor que te puede pasar" en MelodiaFM.

Reconoce que la única manera de levantarse es "de golpe" y que durante las cuatro horas que dura el programa todo el equipo "nos lo pasamos muy bien". Desde que comenzó con la aventura de la radio, trabaja codo con codo con su marido, Juan del Val. Dice que: "Si te acostumbras a hacer las cosas con alguien y te lo pasas bien, al final te engancha". "Somos muy equipo", asegura.

Confiesa que para ella es más importante "la lealtad que la fidelidad" y cree que el problema de muchas parejas es que no "abordan muchos temas".

No duda al asegurar que a las mujeres se les pide mucho más en el mundo de la televisión que a los hombres y recuerda cuando en una ocasión le pusieron un compañero "sólo por dar más credibilidad".

Hace un tiempo, la presentadora escribió un artículo en su blog en el que llamaba "choriza" a la alcaldesa de Alicante, Sonia Castedo. Unas lineas que le han traído a Nuria Roca algún disgusto, aunque reconoce que "Más que disgusto es un engorro". A la presentadora le llegaron a pedir 15.000 euros por estas declaraciones, aunque finalmente la Audiencia de Alicante desetimó la denuncia. Y es que Roca es muy crítica al hablar de la situación de corrupción que se vive en la Comunidad Valenciana.

Lleva ya 18 años en Madrid y reconoce que la capital le "gusta mucho" porque "en Madrid me siento más libre", afirma.

Ha recordado cómo fueron sin inicios en el mundo de la televisión, ya que compaginaba sus estudios de arquitectura con la tele. Ganó un concurso de televisión en la televisión valenciana y lo que creía que "duraría un año", terminó siendo su profesión.

Nuria es muy activa en las redes sociales y sube fotos de sus hijos, de su día a día, etc. "Las redes sociales forman parte de nuestra vida y como tal tenemos que aprender a normalizarlas y a naturalizarlas" porque "todos vivimos ahora en un escaparate, asegura. Confiesa que hay muchas partes de su cuerpo que no le gustan y otras que si, y que la clave está en "conecerte bien y resaltar lo que tienes bonito y lo que no disimularlo". No duda en que si lo necesitara, parasaría por el cirujano "excepto en la cara", matiza. No teme a las arrugas, porque quiere aparentar la edad que tiene.

Mejores Momentos

Más de Ministerio de Justicia