Miriam, desahuciada en Argumosa 11: "Pido un poco de humanidad"

Miriam, desahuciada en Argumosa 11: "Pido un poco de humanidad"

Pasadas las 9.30 horas de la mañana de este miércoles, Miriam, su marido y sus hijos, de 8 y 9 años, han tenido que abandonar su casa en Argumosa 11.

Se consuma así otro desahucio en Lavapiés. Este inmueble, Argumosa 11, ya se ha convertido en símbolo de la lucha contra los desahucios, aunque esta vez el final no ha sido feliz.

Tras el desahucio, Miriam ha sido hospitalizada

Hemos hablado con Juana, la suegra de Miriam. Es ella quien nos ha confirmado que la familia ha abandonado la que hasta ahora era su vivienda y que ya no hay vuelta atrás. Nos ha contado que, tras consumarse el desahucio, Miriam ha sido hospitalizada. Las molestias que sufría desde hace días, unidas al disgusto de esta fatídica mañana, la han llevado a un centro hospitalario.

El futuro está "muy negro" para esta familia, según nos cuenta Juani. "Están en la calle, no les han dado ninguna alternativa", dice. Juani critica el excesivo despliegue policial "para echar a una familia con dos niños pequeños, un poquito fuerte".

Ana, representante de la asamblea Bloques en Lucha, confirma que ni desde el Samur Social ni desde el ayuntamiento se les ha ofrecido una alternativa y piden el realojo inmediato de esta familia.

Una historia de 6 años de alquiler

Miriam y su familia llevaban 6 años viviendo en este piso de Argumosa 11. Una vida apacible hasta que los cambios en la dinámica habitacional del barrio de Lavapiés les terminó afectando. Les quisieron multiplicar por cinco su cuota de alquiler. Y ante su resistencia se enfrentaron al desahucio. Es la historia recurrente de Argumosa 11. Hoy le ha tocado el turno a Miriam, como hace meses le pasó a otros miembros de su familia.

Desde las cinco de la madrugada un amplio despliegue policial hacía temer a estos vecinos de Lavapiés lo peor. En el programa Buenos Días Madrid conversábamos por teléfono con Miriam para conocer su estado de ánimo. Y así nos contó las últimas horas en su domicilio. Se había despertado a las cinco de la mañana y desde entonces había estado recogiendo enseres en su casa preparándose para lo inevitable. "Esto es increíble, no nos lo esperábamos", comentaba.

Miriam nos contaba que llevaba días enferma con un pinzamiento y trasladaba la preocupación por sus hijos de 8 y 9 años. "Imagínate el plan de mis pequeños", decía. Por eso, para evitarles una mañana de sufrimiento los había dejado en casa de un familiar.

Miriam no tiene donde ir. El desahucio ha golpeado duramente a esta familia. "Juani es mi cuñada y Pepi es mi tía". Son dos vecinas del mismo número de la calle Argumosa que hace meses se vieron obligadas a abandonar su vivienda.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Lavapiés