Argumosa 11, un símbolo contra los desahucios

Argumosa 11, un símbolo contra los desahucios

Centenares de personas, ataviados con chalecos y cascos azules se han concentrado desde primera hora de este viernes para apoyar a Rosi, Pepi, Juani y Mayra, que ya han sido desahuciadas.

Las familias denuncian que les avisaron ayer de la ejecución: "No hemos podido sacar nuestras pertenencias", aseguran.

La cuatro vecinas no tienen alternativa habitacional. Pepi, a sus 65 años, es desahuciada junto a Rosi, que lleva veinte años viviendo en Argumosa 11 y hace apenas una semana se paralizaba su cuarto intento de desahucio.

Juani y Mayra vivían en el mismo piso. La primera tiene una hija de 38 años con discapacidad y la segunda tres niños pequeños.

Durante estos meses de lucha, estas familias han tenido dos defensas: la resolución de las Naciones Unidas, que ha llegado puntual en cada desahucio, exigiendo su paralización mientras no haya una solución habitacional; y los activistas, sindicatos de inquilinas, PAH y vecinos de Lavapiés.

La orden ha llegado coordinada desde tres juzgados diferentes. Eso denuncian los activistas, y lo achacan a que Argumosa 11 se ha convertido en un símbolo.

Hay seis detenidos y 26 personas han sido identificadas por resistencia a la autoridad tras intentar impedir la entrada de los efectivos policiales y permanecer sentados en el portal para evitar los cuatro desahucios.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Desahucios