Desconcierto y angustia entre los autónomos ante la crisis del coronavirus

Desconcierto y angustia entre los autónomos ante la crisis del coronavirus

Los autónomos son uno de los colectivos más golpeados por la parálisis económica provocada por crisis del coronavirus. El gobierno de la Comunidad de Madrid propondrá asumir las cuotas de los autónomos durante el estado de alarma. Estas son ayudas directas para paliar la situación angustiosa que viven muchos de estos profesionales, que sin ingresos no pueden hacer frente a los gastos.

Y es que algunos profesionales autónomos no saben qué es en realidad lo que ha decretado el Gobierno de Pedro Sánchez y a qué se van a poder acoger. Es el caso de Alberto Alfaro, dueño de la cafetería Las Nieves del barrio de Prosperidad, que explica a Telemadrid su angustiosa situación.

"¿De dónde saco el dinero para pagar?"

“Yo tengo que seguir pagando –manifiesta- ¿y de dónde saco dinero para pagar, si no tenemos, no se puede pagar. No tenemos ni para nosotros mismos, estamos descubiertos, y hemos de pagar las facturas de la luz, del agua, del alquiler, a los trabajadores… Y en el paro no nos contestan nada porque está cerrado”.

Facturas y trabajadores

Alfaro, que como otros autónomos ya ha pagado la cuota de este mes de marzo para la que no ha habido moratoria, tiene dos trabajadores y no sabe cómo salir adelante, dice que sus abogados no han podido tramitar el ERTE y que tiene que pagar a sus dos trabajadores.

Desde Telemadrid se le informa que se puede tramitar el paro por teléfono o Internet porque, efectivamente las oficinas están cerradas. Pero explica Alfaro que también ha de pagar los intereses, porque el aplazamiento es de las cuotas sin intereses. “Ya hemos pagado y, obviamente hay que pagar también los intereses, el 3,75 % nos cobraban hasta el día de ayer, ¿de dónde saco yo eso?”.

"Vamos a la ruina"

No obstante, el BOE este miércoles prevé una moratoria para empresas como la de Alfaro aunque es un aplazamiento que habrá que pagar después lo que no disminuye la sensación de angustia por sus dos empleados y su familia.

Alfaro tiene dos hijas y su mujer trabaja media jornada en el hospital Gregorio Marañón y cobra 600 euros. “No sabemos cuándo abriremos y si volveremos a abrir y empezar de cero –asegura- Tengo la sensación de que vamos a la ruina”.