Vídeo: Telemadrid | Foto: REDACCIÓN

El bailarín Antonio Najarro nos enseña su vivienda en espiral: "Esta casa tiene mucha danza en su arquitectura"

Hay viviendas de muchos estilos: más cuadradas, más alargadas, con largos pasillos o habitaciones suspendidas en altillos. Pero no habíamos visto hasta el momento una casa como la del bailarín Antonio Najarro. Su vivienda tiene forma de espiral. Y tiene un motivo: el arquitecto, Raúl Almenara, quiso con ello captar ese giro tan característico de los bailarines. "Esta casa tiene mucha danza en su arquitectura", nos explica Antonio. Y no solo en la forma. En todos sus detalles.

Una casa 'a su medida'

Antonio Najarro, ex director del Ballet Nacional de España, se confiesa un enamorado de la zona del Rastro de Madrid. Y allí es precisamente donde ha conseguido hacer realidad su sueño: "Uno de mis sueños era vivir en un hogar desde donde pudiera ver el centro de Madrid, todas las azoteas de Madrid, y en un sitio tan castizo como el Rastro".

Deseo realizado. Ahora, el bailarín puede presumir de ático en pleno Rastro, y hecho 'a su medida'. Mandó reformar este séptimo piso al arquitecto Raúl Almenara. "Le dije 'haz un diseño que hable de danza, que hable de mi personalidad como coreógrafo'. Y no pudo ser más acertado. En la casa de Antonio se percibe el origen de la danza española y el flamenco a través del barro (por medio de los azulejos cordobeses) y al mismo tiempo, quien entra en este ático tienen la sensación de estar girando, de estar dando piruetas. La razón es que la casa ha sido construida en torno a una gran espiral. El centro, por cierto, es la ducha.

Los colores de la casa también tienen una razón de ser: el azul y el rosa 'palo' son los colores del último espectáculo de Najarro: 'Alento'.

También llaman mucho la atención unas columnas forradas con espejos. Hay muchos espejos por la vivienda. ¡Hasta en el techo! "Porque los bailarines estamos entre seis y siete horas diarias frente a un espejo", nos explica Antonio. Así que este es un lugar perfecto para idear nuevas coreografías. De hecho, Antonio nos cuenta que el mayor número de coreografías las ha hecho en su casa.

Es curioso, pero a pesar de que la vivienda transmite danza, no hay más que un objeto que hace referencia de forma explícita al ballet. Se trata de un cuadro de unos bailarines en la ópera de París, justo antes de salir al escenario.

Antonio Najarro vive en la zona del Rastro desde hace 15 años, pero lleva solo 2 años en esta vivienda

En esta vivienda todo es artesanal. La cocina, que también tiene una encimera semicircular, está forrada a mano con microcemento del mismo color que el suelo. La nevera está repleta de fruta y verduras. Y es que a Antonio le gusta alimentarse de forma sana. "Hacemos el pan, los yogures, mis zumos verdes por las mañanas con apio, perejil, cilantro, cúrcuma...".

Para comprobar que mantiene la figura, nos muestra la que llama 'prueba del algodón'. Consiste en pasar por unas columnas que se estrechan cada vez más...

Las coloridas viviendas que verás en el programa 22 de 'Toc, toc, ¿se puede?'
Las coloridas viviendas que verás en el programa 22 de 'Toc, toc, ¿se puede?'
Las coloridas viviendas que verás en el programa 22 de 'Toc, toc, ¿se puede?'

Las coloridas viviendas que verás en el programa 22 de 'Toc, toc, ¿se puede?'

Los elementos 'flamenco' están muy presentes también en su dormitorio. Por ejemplo, decidió cubrir los radiadores con 'cortinas de flecos'.

Antonio Najarro dirigió el Ballet Nacional de España entre 2011 y 2019 y tiene el Premio Max de las Artes escénicas

Y en su armario guarda muchos trajes. A Antonio le encanta la ropa. Pero de todas las chaquetas que guarda, tiene especial cariño por una de color azul "Es la que usé en la gala de despedida como director del Ballet Nacional de España, en el Liceu de Barcelona". Y es que, aunque en su casa no exhiba recuerdos más que en el despacho en donde guarda sus numerosos premios, Antonio Najarro es puro sentimiento.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Ballet Nacional de España