Suben los precios de los productos de alimentación a causa del alza de la luz y carburantes

Foto: Telemadrid |Vídeo: Telemadrid

La luz da este domingo un respiro. Baja a 111 euros el megawatio/hora tras una semana en la que se han superado los 200 euros. El aumento del precio de luz, gas y gasolina se nota y mucho en los mercados y en la cesta de compra entre la indignación e impotencia de comerciantes y compradores. Alimentos básicos como los huevos, la leche o la carne de pollo y conejo se han encarecido un 5%. Pero no son los únicos.

La mayoría de los productos que compramos en el supermercado han subido de precio. Según un estudio de la OCU los precios han crecido una media del 0,4 por ciento.

El estudio afirma que un 55% de los productos de la cesta de la compra ha subido su precio, frente al 45% que los ha bajado.

Los alimentos que más han subido son los pescados y los mariscos, seguido por el grupo de las frutas y las verduras. A su vez, el precio de la carne se ha mantenido más estable, pero desde el mes de junio en adelante se han encarecido considerablemente.

Los pescados que más han subido son el salmón, la sepia limpia y la sardina gorda. Un kilogramo de cada uno de esos pescados nos ha costado un total de 36,40 euros. El año pasado nos hubiese salido a un precio de 30,56.

En las carnicerías ha subido sobre todo el cordero, un total de un 11,8/%, y el lomo bajo de ternera, un 7,8%. El kilogramo de ambas carnes nos ha costado un total de 46,54 euros, lo que el año pasado nos hubiese costado 41,56 euros, casi cinco euros más que el año 2020.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Consumo