Crear nuevos sabores a través de residuos, es posible

  • Madrid ha destinado 200.000 euros para los próximos 2 años al Centro de Innovación Gastronómica de la región
Foto: Telemadrid.es |Vídeo: Telemadrid

¿Se imaginan utilizar residuos para crear nuevos sabores? Pues si, es una realidad: desde el orujo de la vendimia al bagazo que queda tras la elaboración de cerveza.

Hablamos de usos alternativos de los residuos orgánicos que investigan en el Centro de Innovación Gastronómica, al que la Comunidad de Madrid ha destinado 200.000 euros para los próximos 2 años.

La Comunidad de Madrid obtiene la patente del garbanzo madrileño crujiente
La Comunidad de Madrid obtiene la patente del garbanzo madrileño crujiente
La Comunidad de Madrid obtiene la patente del garbanzo madrileño crujiente

La Comunidad de Madrid obtiene la patente del garbanzo madrileño crujiente

Por ejemplo, Juan José utiliza el bagazo de la cerveza, que normalmente suele deshecharse, para elaborar una harina que luego sirve para hacer este snack saludable.

Otro subproducto agrícola que también se aprovecha en este centro de innovación gastronómica es el orujo que se mezcla con chocolate blanco. Además, el orujo también puede servir para elaborar un sorbete.

El aprovechamiento de residuos orgánicos beneficia tanto al medio ambiente como a los agricultores

Según el Instituto Madrileño de Investigación y Desarrollo Rurral, Agrario y Alimentario el aprovechamiento de estos residuos beneficia tanto al medio ambiente como a los agricultores.

Recomendamos

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Comunidad de Madrid