Conferencia de Presidentes, entre el no de Aragonès y el ya veremos de Urkullu

  • El Gobierno tiende la mano a Aragonès mientras la portavoz del gobierno catalán recuerda que la relación del presidente de la Generalitat con Pedro Sánchez es "prioritariamente bilateral, no multilateral"
Foto: REDACCIÓN |Vídeo: Telemadrid

La ausencia confirmada del presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, en la Conferencia de Presidentes, y las dudas del lehendakari, Iñigo Urkullu, sobre su participación en esta importante cita, han sido recibidas entre el disgusto y la indiferencia por parte de sus homólogos de otros territorios.

La Conferencia de Presidentes que se celebrará el viernes contará con la presencia del rey Felipe VI y reunirá a Pedro Sánchez con los presidentes de las Comunidades y ciudades autónomas.

En la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros, la portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, destacó que para el Ejecutivo este es un “encuentro muy importante” y que vive con “expectación” porque en la reunión se abordará junto a las comunidades autónomas y los ayuntamientos la evolución de la pandemia, la vacunación y el desarrollo de los fondos europeos y de las reformas pendientes, como lo referido al reto demográfico.

Tras insistir en que Pere Aragonès no acudirá a la Conferencia de Presidentes, la portavoz del Govern catalán, Patrícia Plaja, ha recordado que la relación del presidente de la Generalitat con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, es "prioritariamente bilateral, no multilateral".

Por su parte, el portavoz del Gobierno Vasco, Bingen Zupiria, además de indicar que Urkullu aún no ha decidido si asistirá, ha explicado que el lehendakari está analizando una serie de cuestiones para tomar esta decisión, como que este órgano, que ha tenido "altibajos" desde su nacimiento, "no existe en el entramado jurídico-institucional del Estado".

Desde Ourense, el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, ha criticado la ausencia del presidente catalán y la ha situado en su línea estratégica de "apartheid" político hacia el resto de España, aunque ha asegurado que "ya estamos acostumbrados" a que la Generalitat solo acuda "cuando le interesa".

El presidente valenciano, Ximo Puig, ha opinado que centrar el debate en las ausencias de Cataluña y País Vasco no tiene "ningún interés", pues "en muchas ocasiones desgraciadamente" no han asistido, y ha reiterado su propuesta de que se institucionalice la Conferencia de Presidentes autonómicos porque España "es un país compuesto que necesita espacios federales de cooperación".

A su vez, el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, ha considerado un error que Aragonés no asista a la Conferencia, le pedido que acuda "y diga lo que quiera decir" y ha añadido que está tan convencido de la utilidad de este mecanismo que ha ofrecido las islas para la celebración del próximo encuentro.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha manifestado que la Conferencia de Presidentes no puede ser "un pim pam pum a ver quién defiende mejor a su partido o es más abertxale", ni tampoco un parlamento paralelo ni un lugar donde celebrar reuniones de partido ni donde cada uno plantee lo suyo, y ha comentado que si los independentistas no quieren participar en la arquitectura constitucional del Estado, lo que tiene que hacer es "renunciar a presentarse a las elecciones generales".

También el presidente aragonés, Javier Lambán, se ha pronunciado al respecto, en su caso para afirmar que las ausencias en las Conferencias de Presidentes son una "falta de respeto" a Aragón y a todos cuantos asisten por "lealtad" al jefe del Gobierno, a la Constitución y a su propia función como representantes del Estado.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Conferencia de presidentes