Cacerolada en San Cristobal por un barrio sin drogas

  • Están hartos del aumento de delincuencia e inseguridad

Carerolada de los vecinos del barrio de San Cristobal de los Ángeles para denunciar un problema de inseguridad y de drogas en la zona desde que se desmanteló parte de la Cañada Real. Narcopisos, robos y peleas son el día a día del barrio, por lo que piden a las administraciones que actúen cuanto antes.

La concentración ha sido impulsada por la Asociación Vecinal La Unidad de San Cristóbal, que ha recogido el hastío del barrio, y piden la intervención urgente de las administraciones.

El periodo de con confinamiento por el covid-19 ha agravado el problema. Los vecinos denuncian el incremento de los narcopisos, el trasiego constante de toxicómanos y robos y peleas relacionados con el consumo de droga. Esta situación de inseguridad han hecho más difícil el confinamiento por el coronavirus.

Hartos de la situación

Ante el incremento de los actos violentos ocurridos en las últimas semanas y la pasividad de las administraciones, recogiendo el hartazgo de su población, la Asociación Vecinal La Unidad de San Cristóbal de los Ángeles ha organizado una concentración de protesta.

Bajo el lema "Contra el abandono institucional, por un barrio limpio y seguro, no a los narcopisos, no a la venta de droga", la entidad ha realizado un llamamiento a sus vecinos para dedicar una ‘cacerolada’ a las administraciones a las 20 horas. Eso sí, con mascarillas y respetando la distancia de seguridad.

La presidenta de la Asociación La Unidad de San Cristobal de los Ángeles dice que el barrio está “harto del abandono que sufre desde hace años”, un barrio que se encuentra en el puesto número cuatro de la capital respecto al índice de vulnerabilidad, según datos del Ayuntamiento de Madrid.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Madrid