Un sorteo de Navidad con mascarillas, extra de limpieza y más distancia que nunca

Foto: EFE |Vídeo: Telemadrid

Las restricciones y medidas establecidas para luchar contra la Covid-19 han hecho que este año hayan faltad los aplausos y el color de los que suelen acudir al sorteo más esperado del año, el de la Lotería de Navidad. Este año el patio de butacas del Teatro Real ha estado vacío.

Todos los que han estado en el escenario han tenido que realizarse el test de antígenos. Se ha podido ver, solo a cuatro personas y no a cinco personas en la mesa presidencial, separados por mamparas. Se ha guardado la distancia de seguridad requerida y no han faltado las mascarillas ni el gel hidroalcohólico.

Foto: EFE |Vídeo: Telemadrid

A las puertas del Teatro Real, no han dudado en acercarse algunas personas, venidas de distintos puntos del país disfrazadas. Como el 'Obispo de la Lotería de Navidad' o una mujer vestida de bombo de la Lotería, de nombre Manoli, que ha sido agraciada con uno de los quintos premios, para estar un poco más cerca de los números de la suerte.

El sorteo ha comenzado un poco más tarde de lo habitual, pero los niños y niñas de San Ildefonso ha cantado con la mejor de sus voces los premios y han llenado de ilusión a todos los que este año se han tenido que conformar con seguir el sorteo por internet, televisión o radio.

Mejores Momentos

Programas Completos