Ribera llama al liderazgo de las ciudades para lograr la neutralidad climática

  • La ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera y los alcaldes de Madrid, Barcelona, Sevilla y Valencia firman un precontrato climático en el Senado
Foto: Senado |Vídeo: Telemadrid

La vicepresidenta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera y los alcaldes de las ciudades de Madrid, Barcelona, Sevilla y Valencia han suscrito este miércoles en el Senado un precontrato climático con el que se comprometen a alcanzar la neutralidad climática en el 2030.

El acuerdo se articula en torno a la iniciativa 'citiES 2030', abierta a todas las ciudades españolas y que busca tener un efecto tractor para acelerar su transición sostenible, un objetivo con el que la Comisión Europea pretende acelerar el cumplimiento del Acuerdo de París y la Agenda 2030, y constituirse en un elemento catalizador del Pacto Verde Europeo.

La firma ha tenido lugar en el contexto de la jornada 'Las ciudades españolas ante el reto de la neutralidad climática', en el que los alcaldes de 12 ciudades españolas han compartido en la Cámara Alta sus experiencias a la hora de afrontar los desafíos que supone avanzar hacia la sostenibilidad urbana y la neutralidad climática.

Teresa Ribera, ha afirmado durante la inauguración de la jornada que “las ciudades deben ser líderes y tener un papel clave en la acción climática” y ha animado al resto de ciudades españolas a sumarse a esta iniciativa para lograr espacios urbanos más limpios, resilientes y habitables.

La ministra de Ciencia e Innovación, Diana Morant, presente en el acto, ha conducido el debate entre los ediles de las grandes ciudades de España -Madrid, Barcelona, Sevilla y Valencia- en el que ha destacado “su papel motor de ante la neutralidad climática”. “Las grandes ciudades deben ser los agentes del cambio”, ha señalado Morant, quien ha recordado que “al igual que un virus nos ha obligado a avanzar en un compromiso global y urgente, el cambio climático no debe ser postergado ante otra emergencia”.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida se ha mostrado convencido de la compatibilidad entre la lucha contra el cambio climático y el desarrollo económico.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha destacado que “el cambio no es una opción, es un deber”, porque “el mundo esta en crisis y en esta década es crucial para evitar el suicidio colectivo”. “Hay que pacificar ciudad: hacerla para las personas y no para los coches” u otros medios de transporte como el avión, ya que se ha posicionado en contra de la ampliación del Prat, por “poner en peligro un espacio natural con la máxima protección europea”.

Por su parte, el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, ha señalado que “hoy en día, el mayor gesto de valentía es llegar a acuerdos políticos, algo que tiene mucho que ver con la neutralidad climática”. Espadas ha recordado que “tan importante como definir una hoja de ruta común” es “ver cómo cumplimos esos objetivos”, por lo que “el valor del acuerdo es que estamos firmando un precontrato entre administraciones para hacer posible la aceleración de esos cumplimientos”.

El alcalde de Valencia, Joan Ribó ha hecho hincapié en la necesidad de "impulsos para transformar la economía hacia un modelo verde, porque tal y como suscribe el último informe del IPCC "no estamos haciendo lo suficiente y no lo suficientemente rápido.

Mejores Momentos

Programas Completos