Vídeo: Telemadrid | Foto: TELEMADRID

Primer despido ‘procedente’ en España por llevar mal puesta la mascarilla

A modo de babero, colgada de la oreja o dejando al descubierto la nariz. Hay infinidad de maneras de llevar mal la mascarilla y sólo una de hacerlo bien. En la calle puede conllevar una multa, pero en el trabajo no había tenido consecuencias hasta ahora.

Porque una pescadera se ha ido a la calle por dejar al descubierto sus fosas nasales. La trabajadora de un supermercado de Santander se colocaba mal la mascarilla. Se lo recriminaron, pero siguió con la misma actitud y ahora, está en la calle.

La Justicia acaba de avalar el despido de esta trabajadora por no llevar la mascarilla bien puesta. La pescadera llevaba la protección por debajo de la nariz y se negó a colocársela bien el pasado mayo. Ahora un tribunal asegura que su despido es procedente.

Vídeo: Telemadrid | Foto: Redacción

Motivo de despido y reproches

Como le ha ocurrido a esta empleada, no llevar la mascarilla bien puesta en la oficina puede ser motivo de despido. “Creo que es una falta de respeto”, dicen unos. “Hay mucha gente que lo hace así y me parece muy mal”, dicen otros.

En Gijón, un repartidor de comida también fue despedido por no desinfectarse las manos. “Es molesto, pero es lo que hay, no hay otra”, opinan muchos ciudadanos. La sentencia está avalada por las normas de Prevención de Riesgos Laborales.

“La libertad individual y personal tiene sus límites y uno de ellos está en la convivencia social”, manifiesta el magistrado Ignacio González Vega.

Llevamos un año de pandemia y todavía algunos no usan correctamente la mascarilla: “Hay gente que te pregunta a día de hoy si la FPP2 pueden lavarla o cuánto tiempo deben llevarla”, dicen algunos.

Con estas sentencias la Justicia considera que en el contexto tan extraordinario en el que vivimos, no llevar bien puesta la mascarilla debe obtener el máximo reproche en el ámbito laboral y también social.

Mejores Momentos

Programas Completos