El 8-M protagoniza un tenso debate en la Asamblea de Madrid

Foto: TELEMADRID |Vídeo: Telemadrid

El 8-M, los derechos de la mujer y la igualdad han centrado este jueves el Pleno de la Asamblea de Madrid. Todos los grupos parlamentarios menos Vox (PSOE, PP, Cs, Más Madrid y Unidas Podemos) han leído una declaración institucional en defensa de los derechos y la seguridad de las mujeres.

Con motivo del Día Internacional de las Mujeres, 8 de marzo, los grupos pretendían leer esta declaración dentro del pleno, pero la negativa de Vox ha obligado a que la declaración institucional se leyese en los pasillos.

Foto: TELEMADRID |Vídeo: Telemadrid

"Manifestamos nuestra firme apuesta por la defensa de los derechos, la libertad y la seguridad de las mujeres. Y en las políticas de igualdad como instrumento para mejorar, no solo las vidas de las mujeres, sino de toda la sociedad", dice la declaración.

Ley de Igualdad para Madrid

Al respecto, el Gobierno regional ha anunciado que habrá una Ley de Igualdad en la Comunidad de Madrid. Lo ha hecho el consejero de Políticas Sociales, Familias, Igualdad y Natalidad, Javier Luengo, quien ha destacado que esta ley consagrará el derecho de igualdad de trato y de oportunidades entre hombres y mujeres y la eliminación de cualquier tipo de discriminación.

Ha defendido que una ley de estas características es "necesaria" porque Madrid es la única comunidad autónoma, junto con Ceuta y Melilla, que carece de legislación autonómica en esta materia

"No en mi nombre"

Tras la negativa de Vox a sumarse a la declaración institucional, su portavoz, Rocío Monasterio, ha dejado clara su posición. Ha dicho que su grupo ha propuesto una alternativa a esa declaración "en la que hablábamos cómo los españoles lo están pasando mal, como se contagiaron después de esas manifestaciones del 8M por el sectarismo y por la obsesión por celebrarlas el año pasado", pero ha sido rechazada.

En el pleno Monasterio se ha preguntado "dónde está el PP", si en defender las categorías de sexo de la identidad de la mujer o en el "borrado de la sexualidad" de cada uno. "¿Van a seguir en el avance de las leyes que aprobaron en 2016 sobre la autodeterminación de género? Aléjense de la ideología de género y en el 8M acuérdense de no hablar en mi nombre", ha afirmado la líder de Vox en Madrid.

Ayuso y "la mujer del vicepresidente"

Por su parte, Podemos ha pedido a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, políticas de igualdad y ha habido cruce de reproches. Su portavoz Isabel Serra ha dicho que las feministas son las únicas que combaten "realmente" la desigualdad de género pero que a Ayuso "le va mejor la Sección Femenina". "Usted siempre ha estado en contra del feminismo y ha recurrido al machismo, pero lleva un año criminalizando al movimiento a través de la pandemia. Justo cuando más hay que denunciar un sistema injusto para las mujeres”, ha afirmado.

Ayuso le ha contestado que "nadie que se llame feminista puede estar al frente de un ministerio por el simple hecho de ser mujer de un vicepresidente del Gobierno", en alusión implícita a la ministra de Igualdad, Irene Montero, y al vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias. "Yo no voy a creer antes a una mujer por el hecho de ser mujer, ni a defender que acceda a un puesto en la Administración o en cualquier ámbito por el hecho de serlo", ha manifestado.

La presidenta ha afirmado que a ella las mujeres que le representan son las que "pelean y luchan" y "derriban fronteras" y que la "verdadera lucha" empieza desde la maternidad y la paternidad, cuando las personas tienen "responsabilidades familiares" y "no crecen tanto como los demás" y ahí es donde la Comunidad tiene que "ahondar".

Ha abogado por "proteger" a los hombres y mujeres que tienen "problemas, sea cual sea" y defender que las mujeres "lleguen tan lejos según su mérito y esfuerzo les lleve", pero ha asegurado que no van a defender a "delincuentes" como el rapero Hasél, que pide "sometimientos sexuales".

El PSOE y la mención a la igualdad

Y reclamación también del PSOE que echa en falta la mención a la igualdad en las propuestas de recuperación. Su portavoz, Ángel Gabilondo, ha señalado "en el capítulo donde aparecen las líneas estratégicas y los proyectos y sus detalles, no hay ni una sola referencia ni actuación ni para mujeres ni jóvenes".

La presidenta madrileña ha replicado que la Estrategia está centrada "en el empleo y no en el politiqueo con el que algunos rocían siempre el 8 de marzo", Día Internacional de la Mujer. "Uno de los muchos defectos que tiene el socialismo es tratarnos como un sexo débil. No necesito ver constantemente que algo está dirigido para las mujeres, si lo que quiere es mejorar la economía. Me veo involucrada en la economía de mi país, simplemente por el hecho de formar parte de él y ser persona. No hace falta que en cada texto me tengan que poner como mujer", ha sostenido Díaz Ayuso.

Y con la mirada divida entre igualdad y presupuestos Más Madrid ha preguntado pon el pin parental. Su portavoz Pablo Gómez Perpinyá le ha dicho que “le recomendaría a usted y a los suyos que se pongan la vacuna de la peste negra porque se han quedado en el siglo XV”. “No pienso criticar a Vox como lo hacen ustedes constantemente”, le ha dicho Ayuso.

Ayuso y Monasterio se toman un café

Un asunto, el del pin parental, por el que aboga Vox, que se ha abordado después en el café que se han tomado juntas Ayuso y Monasterio en plena negociación entre ambos partidos de los presupuestos de 2021 para desbloquear dicha negociación.

Vox ha vuelto a poner sobre la mesa en la negociación con el Gobierno de coalición de PP y Cs el 'pin parental', que Ayuso ha defendido por "el terror que provocan las amenazas" de la Ley Celaà y algunas feministas, "que lo único que quieren es ponernos un trapo morado en la cara para decirnos cómo tenemos que ser mejores mujeres". Ayuso ha dicho que entiende la "preocupación" de los padres y que está "en el mismo punto" que Vox en el "respeto" a las familias".

En el pleno, Ayuso ha asegurado que la Comunidad de Madrid tendrá "pronto" presupuestos, cuyo apoyo ha condicionado Vox a que se implante el veto parental educativo para que los padres no autoricen la asistencia de sus hijos a charlas y talleres extraescolares, una propuesta que bautizó como 'pin parental' y que ya se rechazó en el acuerdo de investidura de 2019.

Todo en una sesión repleta de gestos, corbatas ,mascarillas y lazos morados en las tribunas ante la proximidad del 8-M.

Mejores Momentos

Programas Completos