'El Cordobés' cierra una etapa en Sanlúcar: "Es una recompensa que llevo soñando mucho tiempo"

Manuel Díaz ‘El cordobés’ ha recuperado la ilusión y la forma física. El torero vuelve a los ruedos tras unos años complicados a causa de su cadera: “Estoy totalmente recuperado y fuerte… Nací dando guerra y seguiré dando guerra”, asegura en Madrid Directo.

"Quiero devolverle al mundo del toro todo lo que me ha dado"

El próximo 3 de abril, si la pandemia lo permite, se viste de luces de nuevo junto a Enrique Ponce y Emilio de Justo en Sanlúcar de Barrameda: “Quizá necesite cerrar esta etapa; quiero devolverle al mundo del toro todo lo que me ha dado. Es una recompensa que llevo soñando mucho tiempo… No sé si será la última pero ésta tienes que ser”, dice el torero.

Manuel arrastraba los problemas en su cadera desde la grave cogida que sufrió en Cali, en 1998. “Paré todo en seco y pensé que no iba a volver a torear”.

El torero pasó de nuevo por quirófano y, después de estos años en el dique seco, regresa a los ruedos con su nueva prótesis de cadera: “Quiero volver también para rendir homenaje a todos esos abuelos y abuelas que han fallecido en la pandemia, y mandar a las familias un poco de ilusión”, asegura Manuel.

“Voy a volver con la nevera un poco más llena y hay muchos padres ahora mismo que no pueden decir lo mismo”

Con la vuelta a los ruedos, vuelven los ingresos. Manuel es empresario y está sufriendo los efectos de la crisis del coronavirus: “Voy a volver con la nevera un poco más llena y hay muchos padres ahora mismo que no pueden decir lo mismo”, se lamenta.

EL RECHAZO DE MANUEL BENÍTEZ, UNA ESPINA QUE TODAVÍA ESCUECE

El rechazo de su padre biológico, Manuel Benítez, ha marcado la vida del torero: “Nunca he querido nada que no me haya ganado. Solo buscaba una identidad, saber quién es tu padre, algo a lo que todos tenemos derecho”, asegura. “Te crea un vacío que muchas veces los siento en el corazón y me consuelo sabiendo que yo lo he intentado”, concluye.

Mejores Momentos

Programas Completos