Love of Lesbian presentan nuevo disco, 'V.E.H.N.' , tras el éxito de su histórico concierto en Barcelona

  • Santi Balmes y Jordi Roig, nos dan las claves de su 'Viaje épico hacia la nada'

El grupo barcelonés Love of Lesbian ha hecho historia al convertirse en la primera banda española en dar un concierto multitudinario con público y sin distancia durante la pandemia. Ocurrió el pasado 27 de marzo en el Palau Sant Jordi, con 5.000 personas que pudieron acceder al concierto previo paso por un test de antígenos. “Todo el mundo nos está mirando”, gritó el cantante del grupo, Santi Balmes, desde el escenario.

Tras el histórico evento, Love of Lesbian, continúan su camino musical y presentan su nuevo disco, ‘V.E.H.N.’, acrónimo de ‘Viaje épico hacia la nada’, que rinde homenaje a un amigo de juventud de Santi.

“Ha habido una coincidencia desgraciada” entre la muerte de su amigo y la pandemia. La soledad en la etapa de composición de las canciones del disco, coincide con la soledad que hemos vivido durante el confinamiento, dice el cantante.

"Cuando las personas están en un proceso depresivo, lo llevan con un silencio que cuando te pilla el toro es demasiado tarde"

“Ocurre habitualmente con buenos amigos, que pierdes el contacto estrecho porque cada uno hace su vida y vas demorando llamar o quedar, presuponiendo que esa persona está bien. Cuando las personas están en un proceso depresivo, lo llevan con un silencio que cuando te pilla el toro es demasiado tarde”, explica Santi. “Estos planteamientos que te haces a nivel vital, son un fogonazo para escribir”, continúa diciendo.

“Éramos ese personaje que está a punto de saltar a la piscina”

La portada del disco muestra a una persona a punto de saltar de un trampolín hacia una piscina vacía. Una metáfora que cada uno podría aplicarse en su propia vida y que el grupo hace suya: “Es un sueño recurrente, una sensación de abismo como el que tuvo el grupo en el Palau San Jordi el pasado marzo”, dice Jordi Roig, guitarrista de la banda. “Éramos ese personaje que está a punto de saltar a la piscina”, añade Santi, “pero yo prefiero pensar que esa persona está viendo cómo se llena”.

Era el momento de ser valientes

Santi ha asumido la pandemia de una “muy bipolar”, con muchos planes para aprovechar el tiempo, pero con la dura realidad y “el bajonazo cuando supimos que iba a durar mucho tiempo y con un disco en grabación… Te cae como un jarro de agua fría y llega la incertidumbre”, asegura el cantante.

"Ahora mismo no pensamos ni a dos meses vista"

Jordi ha vivido una situación similar: “Haciendo planes y deshaciéndolos al mismo tiempo… Teníamos por primera vez un plan a dos años y ahora mismo no pensamos ni a dos meses vista”, asegura el guitarrista.

En medio de ese parón por culpa del coronavirus, aparece la propuesta del concierto en Barcelona. “En los días previos al concierto, teníamos muchas dudas, pero poco a poco las fuimos resolviendo y tomamos una decisión valiente”, comenta Jordi.

“Nos dejó trastocados que en todo el mundo estaban pendiente del concierto y tomando nota de cómo se había hecho: La organización fue espectacular y los espectadores estuvieron perfectos, ninguno se quitó la mascarilla”, cuenta Santi.

"Podíamos haber pasado de héroes a villanos en un instante"

A pesar del éxito del concierto, la sombra de la duda y las críticas no faltaron. “No falló nada, pero Podíamos haber pasado de héroes a villanos en un instante. Solo hubo 6 positivos en los test previos, lo que hace pensar que la gente fue responsable días antes porque sabía que iba a acudir a un concierto”, dice el cantante.

Aun así, todavía queda mucho para recuperar una normalidad que para el sector de la cultura y los espectáculos es vital: “El concierto fue una gota de agua en un océano, la luz al final del túnel está muy lejos”, se lamenta Jordi.

Mejores Momentos

Programas Completos