Vídeo: Telemadrid | Foto: Redacción

El yihadismo aprovecha la pandemia para radicalizar a sus simpatizantes

La Policía Nacional ha detenido al presidente de la Comisión Islámica en España, Ayman Adlbi, en el marco de una operación antiterrorista que este miércoles continuaba abierta, según han informado a Europa Press fuentes de la investigación, que señalan que el representante de la comunidad musulmana quedó ayer en libertad sin pasar a disposición judicial.

La alerta terrorista en nuestro país es de 4 sobre 5

Esta operación nos recuerda que España, continúa en ‘riesgo alto’ de atentado. Este nivel de alerta, cuatro sobre cinco, supone mayor vigilancia tanto en las calles como en otros sitios con gran afluencia de personas como pueden ser estaciones o aeropuertos, sobre todo ahora que llega la Semana Santa.

De confirmarse un ‘riesgo inminente de atentado’, el nivel de alerta se situaría en el máximo, un escenario que nunca se ha activado en nuestro país, ni tras los atentados de Cataluña.

Durante este 2021 se han desarrollado cinco operaciones en Navarra, Cataluña, Baleares, Canarias, Murcia y Melilla

En lo que llevamos de año, según informa el Ministerio de Interior, se han desarrollado cinco operaciones contra el terrorismo yihadista en Navarra, Cataluña, Baleares, Canarias, Murcia y Melilla, territorios donde estarían las células más activas.

La pandemia del coronavirus también ha influido negativamente porque el movimiento yihadista ha aprovechado los confinamientos en Europa en general, y en España en particular, para inocular con más virulencia el virus del radicalismo entre sus simpatizantes.

Las autoridades policiales han comprobado que durante este año las actividades de adoctrinamiento y captación se han multiplicado. Por eso nos recuerdan que si algún ciudadano tiene conocimiento, indicio o sospecha de posibles miembros del terrorismo yihadista, es imprescindible ponerse en contacto con la Policía Nacional o la Guardia Civil.

RAQUEL HA VIVIDO EN PRIMERA PERSONA EL YIHADISMO

Raquel vio cómo tras 20 años de matrimonio, su marido se radicalizaba

Raquel Alonso, es víctima del islamismo radical que sigue atrapando a cientos de personas. Ella tenía una familia feliz junto a su marido, “un padre ideal” como ella misma le definía, con el que llevaba 20 años casada, pero de repente, en apenas un mes, se radicalizó.

Nueve personas fueron detenidos en Madrid por captar yihadistas para enviarlos a Siria e Irak y uno de ellos era el marido de Raquel, el cual pertenecía a la Brigada Al Ándalus del Estado Islámico.

"Era el amor de mi vida, pero los tres últimos años fueron un infierno. Quería que mi hijo se marchara a Siria y le enseñaba imágenes de niños asesinados. Él estaba aterrorizado. Aún a día de hoy seguimos sufriendo", lamentaba esta mujer tras la detención.

"Era el amor de mi vida, pero los tres últimos años fueron un infierno"

“Todo surgió a raíz del fallecimiento de su padre, tras lo cual se acercó a la mezquita, al igual que yo hubiese querido acercarme a la iglesia, y ahí empezó a conocer a una serie de personas que crearon un grupo y en casa las cosas comenzaron a cambiar, lo que hasta ese momento era diálogo, se volvió en imposición”.

Pero lo más preocupante para esta familia fue el cambio en el trato de este hombre con su mujer y sus hijos. “Todas las imposiciones que le iban dictando las tenía que trasladar al ámbito doméstico, no podíamos tener alcohol en casa, los niños no podían ver la televisión porque era de infieles, al mayor no le dejaba juntarse con chicas…”, nos cuenta Raquel.

Mejores Momentos

Programas Completos