Vídeo: Telemadrid | Foto: Redacción

Eva Sannum rompe su silencio y habla de su relación con Felipe VI 20 años después

Antes de conocer a la reina Letizia, el rey Felipe VI vivió un discreto romance. Discreto porque ella jamás hablo de él, hasta hoy, 20 años después. Ella es Eva Sannum.

Estoy muy contenta de no haberme convertido en reina”, afirma.

"La gente piensa que sería una vida con yates y champán, pero no"

Y este es solo uno de los grandes titulares que han dejado las declaraciones de la exmodelo sobre su historia de amor con Felipe VI.

Su relación empezó en 1996, “Felipe y yo nos conocimos completamente por casualidad cuando yo vivía en Madrid. La gente piensa que sería una vida con yates y champán, pero no”, lamenta.

Todo lo contrario, Eva confiesa que su vida estaba llena de limitaciones y que pasó por un auténtico infierno. “Desde el principio decidí no mirar nunca a las cámaras de los paparazis. Todos los días pasaba lo mismo cuando iba a la escuela, corrían detrás de mí como si fuera un animal”, declara.

Eva no quería hacer ver que le gustaba ser fotografiada y confiesa incluso que utilizaba siempre la misma ropa para pasar desapercibida.

"Me identifico con Meghan Markle, con venir de algo completamente diferente, con formar parte de una familia tan especial"

Y es que nadie le dio jamás un consejo sobre cómo comportarse, no recibió ningún tipo de formación. Algo que le ha hecho empatizar con la exduquesa de Sussex.

“Me identifico con Meghan Markle, con venir de algo completamente diferente, con formar parte de una familia tan especial. Como muchos han señalado, tal vez Harry debería haberle informado sobre eso”.

A finales del año 2001 todos los españoles pensaban que Eva se convertiría en reina, hasta que, un día, se publicó lo siguiente:

“Hemos decidido por razones estrictamente personales que cada uno va a seguir su propio camino en la vida”.

Tras ello, Eva nunca se pronunció a pesar de recibir suculentas ofertas económicas, pero rechazó todas. Su única vía de escape fue un diario.

Escribía un diario hasta que Felipe me aconsejó que no lo hiciera porque tenía miedo de que nos lo robaran”.

Entonces, ¿por qué ha decidido entonces hablar ahora?

“Llevo muchos años evitando usar esta vieja historia, puede parecer un poco arrogante, pero no quiero que nadie piense que hablo de mi pasado con el príncipe para volver a ser el centro de atención”.

Ahora Eva vive en Oslo, tiene 45 años, una pareja y dos hijos. Con la perspectiva que da el tiempo se plantea si su silencio fue o no acertado.

Mejores Momentos

Programas Completos