Vídeo: Telemadrid | Foto: Redacción

¿Qué consecuencias penales habría para el padre de las niñas de Tenerife si las devolviese?

Tomás Gimeno y Beatriz Zimmerman, los padres de las niñas de Tenerife, no están divorciados y no tenían establecido ningún régimen de visitas oficial por lo que, ¿qué consecuencias tendría para él si devolviese hoy en día a las pequeñas?

Para entenderlo es importante diferenciar entre sustracción parental civil y sustracción parental penal.Para que la sustracción sea penal es necesario que el que se lleva a los niños, lo haga sin autorización del que tiene la custodia. Solo en ese caso se considera delito y se podría aplicar la pena de prisión.

En el caso de Anna y Olivia se trataría de una sustracción parental civil, no penal, puesto que Beatriz y Tomás no habían formalizado su separación, por lo tanto, el padre, en este caso, no habría incumplido ninguna resolución judicial.

De este modo, si el padre se arrepintiese de habérselas llevado, esta sustracción no podría considerarse delito, ni siquiera falta por lo que el caso tendría que ser resuelto por lo civil.

No se podría considerar delito, ni siquiera falta. El caso tendría que ser resuelto por lo civil.

¿Y en el supuesto de que las niñas sean localizadas en un país extranjero?

En este caso, tendría que ser Beatriz la que viajase hasta allí para iniciar los procedimientos civiles de retorno.

Una vez formulada la petición, un juez tendría que decidir si las niñas se quedan con ella o con el padre y las consecuencias para Tomás serían las mismas.

¿Cómo se encuentra la familia de Anna y Olivia tras tantos días de desaparición?

Joaquín Amills, portavoz de Beatriz y presidente de SOS Desaparecidos, nos ha contado que según pasan los días, la familia está peor: “Cada día son más nervios, más angustia y más impotencia, y no saber la verdad es difícil de sobrellevar. Lo único en lo que estamos esperanzados es en que las niñas aparezcan”.

“El viernes fue un día duro y el sábado también para Beatriz. El domingo un poco más animado. Va por momentos no hay tampoco nada para que suceda estar arriba o abajo. Está un poco más fuerte. Esto es una noria que igual estas arriba lleno de fuerza y positivo y no sabes por qué al momento estás derrotada”.

A pesar de que no se sabe nada de las pequeñas y todas las hipótesis están abiertas, Beatriz se encuentra esperanzada de encontrarlas sanas y salvas: “La madre piensa que siguen vivas y todo el entorno también lo pensamos. No hay indicios para pensar otra cosa. Toda la familia y amigos (hay un núcleo que arropa a Beatriz y hay mucha gente detrás que colabora y formamos una piña) todos estamos esperanzados de que no hay nada para temer que estén muertas”.

Además, todos los esfuerzos del entorno familiar se centran en difundir más imágenes de las pequeñas para que puedan ser reconocidas en cualquier parte del mundo donde pudiesen estar.

“Estamos intentado llegar a EEUU a canales de televisión para pasarlo en varias televisiones y hablar del caso. Tenemos la campaña de los dibujos que los niños mandan, se los pasamos a Beatriz desde hace 5 días. Hemos pedido a padres, profesores y colegios, que los niños hagan un dibujo de todo esto y son dibujos que son tremendos. En el último video salen algunos de los dibujos y más allá de su solidaridad, hay un mensaje claro y es que los niños tienen que estar con papá y mamá y los niños no son objeto de las venganzas de los mayores”, nos ha contado Joaquín.