Olvídate del tomate frito y pásate al tomate triturado

Foto: Redacción |Vídeo: Telemadrid

En Hasta la cocina hemos aprendido a preparar un delicioso pisto con atún y huevos fritos. Un plato fantástico desde el punto de vista nutricional: las proteínas del huevo y el pescado y la fibra y las vitaminas de la verdura.

Hasta la cocina: Pisto con atún y huevos fritos
Hasta la cocina: Pisto con atún y huevos fritos
Hasta la cocina: Pisto con atún y huevos fritos

Hasta la cocina: Pisto con atún y huevos fritos

Además, para nuestro pisto hemos utilizado tomate triturado, algo que ha encantado a nuestra nutricionista Beatriz Robles.

El bonito aporta proteínas de alta calidad y ácidos grasos esenciales omega 3

“Nos facilita mucho el tener unas latas o botes de tomate triturado en la despensa. Es socorrido, lo podemos usar en cualquier momento y nos soluciona una comida o una cena perfectamente”, nos cuenta Beatriz.

Sin embargo, es importante recordar que no es lo mismo el tomate frito que el tomate triturado: “No tiene nada que ver”.

El tomate triturado envasado es solo tomate con sal y un tratamiento de esterilización

“El tomate triturado es como si lo hiciéramos nosotros en casa”, explica la nutricionista. Pero no ocurre lo mismo con el tomate frito o salsa de tomate. “La base sigue siendo tomate, pero no solo es tomate: se le añaden azúcares, almidones para espesarlo, mucha más sal que al tomate triturado”.

Y eso no es todo: se le añade aceite en lugar de freírlo. “El aceite se fríe por un lado con especias o ajo para que coja sabor y luego se mezcla ese aceite con el tomate triturado, en lugar de freír el tomate”.

Recomendamos

Mejores Momentos

Programas Completos