Los vulcanólogos minimizan el riesgo de la llegada al mar de la lava: “No ha habido en ningún momento vidas en peligro”

Foto: TELEMADRID |Vídeo: Telemadrid

Ya son diez días con la mirada puesta en el volcán de Cumbre Vieja, en La Palma. Vuelve a registrar fuertes explosiones y la colada avanza a mayor velocidad desde el cono principal, está a menos de un kilómetro del mar. 258 hectáreas están arrasadas y hay 686 edificaciones destruidas.

Tras el parón de este lunes las explosiones se han incrementado y sale nuevo material del cono. Los vecinos de Tazacorte son ahora los más afectados y están confinados por la posibilidad de que la lava que caiga al mar provoque gases tóxicos.

La lava llega al mar

David Calvo, vulcanólogo y portavoz del Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan), explica a Buenos Días Madrid que “esta fase en la que hemos entrado tras el parón que es una pausa bastante normal en este tipo de volcanes activos, lo cierto es que ha dado lugar a una etapa un poco más efusiva, dejamos un poco la efusividad para centrarnos más en esa boca que se encuentra fuera del cono principal y que está emitiendo una cantidad ingente de lava desde la tarde de ayer y que ahora parece que sí, que la lava se va a dirigir al mar porque el aporte que está teniendo de ese cráter es impresionante”.

Cree Calvo que la predicción sobre la evolución del volcán es un triunfo de la ciencia, por lo que afortunadamente "no ha habido en ningún momento vidas en peligro”.

Sobre la llegada de la lava al mar dice Calvo que “está siendo un anhelo más mediático que otra cosa. No supone desde el punto de vista científico nada extra. Lógicamente hay que tener cuidado con los vapores que puede emitir la colada de lava en ese punto, sobre todo por el ácido clorhídrico que es uno de los principales vapores cuando el agua se ve implicada y también por los pequeños fragmentos de roca, de vidrio volcánico que se pueden dispersar en el aire, pero de forma muy local”.

Punto bien establecido

“Hay cuatro barrios confinados en la zona y ahora mismo el punto por donde puede entrar al mar está bastante bien establecido y es lejano a las comunidades más pobladas”, afirma.

Ante el avance de la lava, la dirección del Plan de Prevención de Riesgo Volcánico de Canarias, Pevolca, ha ordenado el confinamiento de cuatro barrios del municipio de Tazacorte: San Borondón, Marina Alta, Marina Baja y La Condesa. El Cabildo ya tiene registrados daños solo en infraestructuras de 20 millones de euros.

Que nadie pierda su vida

Al respecto dice Calvo que no cree que corran riesgo los habitantes. “Aparte del drama humano, social y económico de la isla de La Palma, yo creo que esto es un triunfo de la ciencia, la ciencia ha demostrado que la tecnología ha mejorado muchísimo en la capacidad de predicción y de gestión de la emergencia y afortunadamente no ha habido en ningún momento vidas en peligro”.

“No creemos que esta erupción vaya a producir daños personales –afirma- Las erupciones volcánicas son un fenómeno muy ruidoso antes de que empiecen y afortunadamente podemos adelantarnos a este tipo de situaciones. Lo importante es que nadie pierda su vida porque al final lo material es doloroso, pero las vidas pueden comenzar de nuevo y si ese es el peor mal que tenemos que afrontar, pues se puede afrontar”.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Volcán La Palma