La iglesia de Batres se salvó de milagro: el fuego quedó a dos metros de sus puertas

  • El párroco del municipio se quedó, junto a los bomberos, rezando a sus puertas abrazo a la Santa Cruz de Batres
Foto: REDACCION |Vídeo: Telemadrid

El incendio de la localidad madrileña de Batres que se inició el domingo a primera hora de la tarde, ha sido dado por controlado por los bomberos tras afectar a 191 hectáreas. Un incendio que ha conmocionado a los vecinos del municipio que se vieron sorprendidos en apenas unos minutos por la intensidad de las llamas.

Algunos vecinos, tras ser desalojados a Serranillos, han regresado al municipio y han podido comprobar como el fuego ha causado importantes daños en sus casas, principalmente en jardines y corrales. El fuego, que afortunadamente no afectó al Castillo y quemó el secadero, quedó a escasos dos metros de la Iglesia del municipio del siglo XVI, que vio afectada su cubierta.

Afortunadamente no sufrió más daños, señaló en declaraciones a Buenos Días Madrid, el párroco de la Iglesia, Juan Manuel Vivar, quien, tras ayudar a sus vecinos a desalojar el municipio, se quedó a las afueras de la iglesia abrazado a la Santa Cruz del templo, de gran valor para el municipio, rezando para pedir a la Virgen de la Asunción la protección para el pueblo.

"En cuanto surgió el fuego, como muchos vecinos salimos a la calle para ver como podíamos ayudar y estuvimos de un lado para otro echando agua, aquí también en la iglesia, hasta que llegó un momento en que la policía nos dijo que evacuáramos todo esto", cuenta.

"sentía una fuerza muy dentro de que no podía dejar la iglesia (...)saqué al Santísimo, cogí la Santa Cruz y me agarré a ellos. Los saqué para salvarlos, y me quede al lado de los bomberos, orando, rezando pidiendo por los vecinos"

"El fuego ya había llegado al castilllo, por la única salida que había que era el camino a Serranillos; yo estuve animando a la gente, pero yo sentía una fuerza muy dentro de que no podía dejar la iglesia; empezamos a sacar a la gente, sobre todo a los más mayores y los que estaban más enfermos; pero yo me volví para estar a la iglesia", narra.

Llegó un momento en que los bomberos le dicen que ya no me podía asegurar nada. El fuego había llegado al secadero que se encuentra a escasos metros y era una fuente de calor inmenso. Le advirtieron que "en cualquier momento podía arder la iglesia".

Fue cuando él regresa al interior de la iglesia. "Saqué al Santísimo, cogí la Santa Cruz y me agarré a ellos. Los saqué para salvarlos, y me quede al lado de los bomberos, orando, rezando pidiendo por los vecinos".

Finalmente, el fuego no afectó a la iglesia que se salvó de ser un pasto de las llamas. En el interior de la iglesia había un depósito de gasoil y sus vigas son de madera.

"Los verdaderos héroes han sido los bomberos, la policía, la guardia civil y los vecinos que han hecho todo lo posible por salvar este pueblo tan entrañable para nosotros, nuestro hogar, nuestra casa", dice.

El alcalde de Batres, Víctor Manuel López, señala que la estabilidad del incendio es prácticamente total y no ha habido rebrotes, aunque no bajamos la guardia". "El incendio creo que ha sido fortuito, con un solo foco que se inicia al lado de una carretera", en la Cruz de Batres, dice.

El incendio, que causó una intoxicación leve por inhalación de humo a un vecino, obligó a desalojar de sus viviendas a varios cientos de vecinos que ya han vuelto a sus hogares, carbonizó varios vehículos y decenas de gallinas y un perro murieron por las llamas.

David, uno de los desalojados, cuenta que "en cuestión de minutos nos estaba el fuego rodeando las casas" Juana, también desalojada de la calle del Molino, apunta que "vivimos con mucha angustia y mucho miedo al ver arder todo el campo".

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Municipios de Madrid