Lo que debes y no debes hacer para evitar incendios en el hogar

  • Sobre todo hay que evitar conectar demasiados aparatos a una regleta, fumar en la cama y mantener limpia la campana extractora
  • El espumillón del árbol de Navidad puede incendiarse fácilmente
Foto: TELEMADRID |Vídeo: Telemadrid

La mayoría de los incendios se producen en el hogar y se podrían haber evitado con unas sencillas precauciones. Jesús Hernández, experto en prevención de riesgos, explica en Buenos Días, Madrid, cómo evitar que prenda el fuego en una vivienda.

Intoxicado un hombre en un incendio en un piso en la calle Ofelia Nieto de Madrid
Intoxicado un hombre en un incendio en un piso en la calle Ofelia Nieto de Madrid
Intoxicado un hombre en un incendio en un piso en la calle Ofelia Nieto de Madrid

Intoxicado un hombre en un incendio en un piso en la calle Ofelia Nieto de Madrid

Una de los hábitos más comunes que debemos evitar es el de conectar demasiados aparatos eléctricos a una regleta: “La regleta en sí misma no es peligrosa”, dice Jesús, “lo que es peligroso es nuestra manipulación de ella”.

Hay que evitar conectar demasiados aparatos eléctricos a una regleta

Las regletas tienen un límite de vatios que pueden soportar, si enchufamos demasiados elementos y se supera este límite, se va a producir un sobrecalentamiento que se va a extender también a los terminales de los aparatos escuchados: ”Es uno de los riesgos habituales”. Por tanto hay que evitar sobrecargar las regletas.

Incendio en una vivienda de Fuenlabrada al dejarse el fuego de la cocina encendido
Incendio en una vivienda de Fuenlabrada al dejarse el fuego de la cocina encendido
Incendio en una vivienda de Fuenlabrada al dejarse el fuego de la cocina encendido

Incendio en una vivienda de Fuenlabrada al dejarse el fuego de la cocina encendido

Otro hábito que hay que erradicar para eliminar el riesgo de incendios, es el de fumar en la cama. Hábito que es malo para la salud por varios motivos, no sólo por el daño que el tabaco provoca en el organismo sino, también, porque un cigarro encendido puede iniciar un incendio si se acerca demasiado a la ropa de la cama.

Fumar en la cama puede provocar que se incendien las sábanas

La cocina es el origen de muchos incendios. El aceite con el que guisamos de una sartén no entra en combustión hasta los 280 grados. El riesgo, en este caso, está en las campanas la grasa se acumula en ellas.

Si la campana extractora no está bien limpia y el aceite de una sartén llega a incendiarse, la llama puede subir hasta la campana y, en ese momento, las grasas acumuladas entrarían en combustión (prenden en torno a los 180 grados). El incendio se produciría en cuestión de minutos.

La grasa acumulada en una campana extractora puede incendiarse rápidamente si se prende el fuego en una sartén

Si una sartén se incendia hay que apagar el fuego lo más rápido posible colocando la tapa de una cazuela o similar encima de la sartén. De esta manera se le priva de oxígeno y se apaga.

Hay que tener mucho cuidado también con las instalaciones eléctricas antiguas, porque pueden tener empalmes realizados con cinta aislante, que se queman fácilmente.

El espumillón del árbol de Navidad puede arder con facilidad

Y, en las fechas en que estamos, hay que tener especial cuidado con el árbol de Navidad. Los que hay actualmente en el mercado están realizados con un material que no se incendia fácilmente, para prevenir incendios, pero no así todo el espumillón, algunos arden con mucha facilidad y pueden provocar un incendio.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de incendios